Durante la conferencia de esta mañana, Luisa María Alcalde Luján, titular del Trabajo y Previsión Social (STPS), informó que el porcentaje de empresas que se niegan a parar operaciones en el país pese a las indicaciones de las autoridades de salud se redujo al 6 por ciento. Aun con esye avance se cuentan entre estas compañías a grandes firmas que cuentan con plantillas de colaborares amplias, como Grupo Elektra.

A decir de Luisa María Alcalde Luján “a diferencia de la semana pasada donde traíamos 13 por ciento de empresas que a pesar del exhorto deciden no suspender sus labores hoy ese porcentaje se reduce a 6 por ciento; el 94 por ciento de las empresas y negocios cumplen el 6 por ciento insisten en no cumplir”.

En este punto la titular de la Secretaría de Trabajo destacó que la mayoría de las empresas que se niegan a parar actividades pertenecen a comercios de productos no esenciales así como a la industria automotriz.

¿Respuesta ante las demandas?

De manera específica, Luisa María hizo hincapié eme lo que sucede con Grupo Elektra, firma que ha estado en el ojo del huracán durante las últimas semanas por mantener sus operaciones.

“Grupo Elektra en diferentes partes del país con más de 10 mil trabajadores, es un centro de trabajo no esencial que se niega al cierre”, destacó la funcionaria.

El señalamiento ubicó nuevamente a la marca dentro de las primeras tendencias en redes sociales con un total de mil 724 tweets relacionados para ubicarse en la primera posición dentro de los temas de interés en el mercado mexicano.

Es interesante mencionar que la anotación relacionado con Grupo Elektra llega después de que diversos usuarios y líderes de opinión cuestionaran las razones por las que los establecimientos de la marca se mantenían en operaciones, por lo que muchas de las personas que se sumaron a la conversación relacionada con el último señalamiento exigen que se tomen medidas que vayan más allá de una simple llamada de atención.

La postura de la marca

Cabe mencionar que en semanas pasadas, Grupo Salinas, compañía propietaria de la marca Elektra, envió un documento en el que daba respuesta a los cuestionamientos sobre las operaciones de las tiendas de la firma en cuestión.

La respuesta se materializó en una carta dirigida a Ciro Gómez Leyva firmada por Tristán Canales, vicepresidente de información y asuntos públicos de la empresa, en la cual se responde a los cuestionamientos de la operación de sus establecimientos.

En el documento compartido por el comunicador, Tristán recuerda que las autoridades de salud han indicado cuáles son los sectores fundamentales en esta condición así como los servicios que son esenciales para garantizar el bienestar de la sociedad.

En este punto aclaro que “Grupo Elektra mantiene sus puertas abiertas debido a que la situación y las autoridades nos obligan a seguir brindando a los mexicanos los productos y servicios esenciales que están a su alcance en Tienda Elektra y Banco Azteca para afrontar estos momentos”, al tiempo que detalló que “Banco Azteca brinda acceso a créditos para adquirir bienes que son esenciales en momentos como este tanto para las familias como para quienes buscan opciones autoempleo, así como otros servicios financieros que son igual de indispensables como los seguros, el crédito prendario, el ahorro y la disposición de medios de pago; más aún permite a millones de mexicanos acceder a los apoyos provenientes de los programas sociales”.

En tanto en lo referente a Elektra aseguró que “ofrece bienes de consumo doméstico que resultan hoy más necesarios para la supervivencia de quienes permanecen en casa, como refrigeradores para preservar los alimentos, hornos de microondas y estufas para su cocción, lavadoras para asegurar la higiene personal y familiar; o herramientas indispensables para el mantenimiento de sus hogares”.

Una mala posición para la marca

Estas declaraciones se contraponen a lo dicho hoy por la titular de la Secretaría titular del Trabajo y Previsión Social, lo que ubica a la marca en una mala posición frente al consumidor.

Desde que comenzó la discusión alrededor de Grupo Elektra y la operación de sus establecimientos, las audiencias leyeron el movimiento como una forma de aprovechar la situación, al tiempo que consideraron una falta de responsabilidad de la marca el hecho de mantener a miles de trabajadores en sus puestos de trabajo.

El fenómeno que afectará de manera importante la reputación de la marca. Recordemos que el 71 por ciento de los consumidores advierte que, si perciben que una marca se aprovecha de la crisis en su propio beneficio, perderán su confianza en ella para siempre, según la edición especial del “Barómetro de Confianza de Edelman 2020: Las marcas ante el Coronavirus”.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299