Costco es una de las marcas más representativas en el sector retail. La firma domina el mercado de clubes de precios y aunque podría pensarse que esta posición simplemente responde a la variedad en sus anaqueles, la realidad es que detrás de cada producto parece existir una sólida estrategia.

De pollos rostizados…

Basta con entender lo que sucede con la venta de pollo rostizado en sus establecimientos. En mercados como Estados Unidos, los pollos rostizados de dicho establecimiento tienen un costo de 4.99 dólares, precio que se mantiene por debajo de la oferta de la mayoría de los competidores de la firma en este rubro y que ha estado vigente por poco más de una década.

La estrategia de mantener el precio aún ante las dificultades del mercado ha primera vista podría parecer una estrategia poco alineada a los resultados de negocio, más cuando se considera la cantidad de pollos que se consumen en la Unión Americana y los que vende el propio retail.

De acuerdo con estimaciones de la propia firma avalados por Nielsen, durante 2017, los consumidores en Estados Unidos compraron cerca de 625 millones de pollos rostizados en supermercados. Durante ese mismo año, Costco consiguió mover 87 millones de unidades de este producto, lo que representó un aumento de 36 millones si se compara con lo vendido durante 2010.

Si la marca debiera aumentar un dólar su precio y considerando la cantidad de pollos vendidos hace dos años, las ganancias podrían superar los 521 millones 130 de dólares, cifra que se ubica por encima de los 434 millones 130 dólares que alcanzó gracias a las ventas registradas durante 2017.

Lo cierto es que para la firma, vender pollo rostizados a tan bajo precio no es lo que la hace ganar. El precio es sólo un gancho para atrapar a un pez mayor. Son la pieza que lleva al consumidor a la tienda, que permite que pague una suscripción y que explore en otras categorías de productos.

…a 7 mil millones de dólares al año

En esta misma línea, juega otra categoría de productos que deja ganancias por 7 mil millones de dólares anuales a la firma, según un reporte publicado por Mashed.

Hablamos del segmento de ropa que Costco comercializa en sus sucursales misma que incluye marcas de renombre y que, además, le permite comercializar su marca propia: Kirkland.

Tal como lo indica la fuente mencionada, el segmento incluye prendas de firmas como CAlvin Klein, Tommy Hilfiger, Eddie Bauer, North Face, Lucky Brand, Ugg, Birkenstock, y Jessica Simpson, entre otras.

La fórmula del éxito es clara y evidente. Ropa de marca a precios notablemente menores a los que se encuentran en las tiendas de estas firmas o en otros puntos de venta especializados en moda.

Según lo dicho por Masehd, para poder dar estas prendas de marcas de renombre a precios bajos, Costco obtiene las penas mediante métodos alternativos, como la compra a través de tercero, adquiriendo el exceso de producción que tienen las fábricas o bien haciéndose del inventario que las marcas no han podido liquidar.

Esto le permite tener un margen de ganancia interesante que además podría bien ubicarlo como un jugador fuerte en el retail de ropa sin necesariamente pertenecer a dicha categoría.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299