Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

Mauricio Ramirez

Futbol de Champions League… ¡Es otro deporte!

Esta vez no escribiré acerca de algún tema específico de Responsabilidad Social ni de mercadotecnia en el deporte, ahora hablaré del deporte más bello del mundo; no el Fútbol en general, sino la Champions League (como dice el genio Luis Omar Tapia) y es que ha llegado el momento del año en que podemos disfrutar de los mejores partidos de Fútbol que se dan en el mundo, y éstos son las semifinales de la Champions League.

Esta vez no escribiré acerca de algún tema específico de Responsabilidad Social ni de mercadotecnia en el deporte, ahora hablaré del deporte más bello del mundo; no el Fútbol en general, sino la Champions League (como dice el genio Luis Omar Tapia) y es que ha llegado el momento del año en que podemos disfrutar de los mejores partidos de Fútbol que se dan en el mundo, y éstos son las semifinales de la Champions League.

Como fan del Barcelona, me hubiera gustado verlo llegar a la Final de ésta edición, aunque debo reconocer que el equipo blaugrana no está viviendo su mejor época, de hecho todo lo contrario ya que en 3 semanas perdió su lugar en la Champions, perdió el torneo de Copa contra su acérrimo rival, y además perdió (casi) todas sus chances de ser Campeón en la Liga de su país; pero ya que no está este equipo que tiene como principal característica el tratar de siempre atacar, tenemos a otro que también gusta de ofender en todo momento que es el Bayern de Munich.
No concibo un deporte en el que no se plantee de inicio el tratar de ofender al adversario; si bien habrá algunos momentos en los que debe uno ser cauteloso y no atacar por atacar, sin considerar riesgos, me parece parte fundamental del deporte, el proponer, el intentar lanzar a los jugadores a ganar, a demostrar que se quiere hacer daño, no que se quiere ganar con reservas, o hasta empatar.

Este estilo de juego es mucho más riesgoso; de hecho va desapareciendo poco a poco ya que además de ser más difícil atacar y ser creativos al momento de embestir contra el oponente, es presumiblemente fácil quedar “indefenso” a la retaguardia, es por eso que cada vez se utiliza más el juego “a la defensiva”, ya que éste otro sistema de juego es más “fácil” de aprender y de jugar, partiendo de la base de que es más fácil destruir que construir, experimentando mucho menores riesgos.

Amén de ello, los dueños de equipos quieren ganar los partidos a como dé lugar, sin importar si se jugó bien o no, lo importante es pasar a la Liguilla y ganar campeonatos; de esto tenemos ejemplos de éxito tanto en nuestro país como en Europa (los equipos comandados por Manuel Lapuente en los 90s y Victor Vucetich en la década del 2000 y la Selección de Italia y los equipos de Mourinho en los últimos años en el viejo continente).
Algunos dirán que es cuestión de gustos, pero no me lo parece, debemos entender que también pasa por el hecho de defender las formas y no solo el resultado final; y en un mundo donde parece que todo lo que hacemos tiene repercusión positiva solo si llegamos al número esperado, al número prometido al jefe, me parece que un equipo que defienda su estilo e idiosincrasia tratando de jugar limpio, con gallardía y ofendiendo desde el principio, es de admirarse.

Es por esto que espero, por el deporte y por el fútbol en sí, que el Bayern de Pep Guardiola sea el ganador de esta Champions, que nos demuestre que a pesar de tener mucho en contra (3 equipos que salen a destruir), el futbol de “creación” puede salir airoso y ganarle al juego rácano, medroso y dar con ello, un ejemplo al mundo futbolístico de que se puede y se debe intentar ganar proponiendo, no echándose atrás.

De los otros 3 equipos semifinalistas (Atlético de Madrid, Real Madrid y Chelsea), son equipos que juegan a la defensiva, juegan con la desesperación del rival, la mayoría de sus jugadores están más preocupados por destruir y hacer tiempo en la cancha que por construir opciones de peligro que hagan daño al contrario, dan preponderancia a que el contrario no juegue, no se sienta cómodo, que termine por desesperarse y no salir ellos al minuto cero a tratar de devorarse al adversario.

En el deporte que sea, Basketball, Tenis, automovilismo, futbol americano, o hasta en los maratones, preferiré estar del lado de los atletas que salen a ganar desde que pita el árbitro, y si esto lo pasamos al mundo personal, yo te pregunto estimado lector; ¿Qué tipo de persona (hijo, hermano, amigo, profesional) crees ser? ¿De los que tratan de crear, proponer, de ir a por más como dicen los españoles, o de los que prefiere destruir, equivocar al adversario, exasperarlo hasta lograr lo que quieres?

Seguramente todos tenemos un poco de los dos -la vida no es una telenovela de Televisa- pero sería bueno que cada día tratáramos de estar más del lado de los que proponemos y no destruimos.. o no?
Por último, te guste o no el fútbol, te recomiendo no te pierdas los partidos restantes de las semis y por supuesto la Final en Lisboa, recuerda que éste deporte, el de la Champions, no es un deporte que se juegue en todo el mundo, solo en Europa y solo en estos días.

Championsadidas-finale-lisbon

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados