Friki Marketing

“¿Cuánto años conservas tus calzoncillos?, ¿Sabes que hay uranio enlatado? y… otros curiosos temas”

¿Qué es lo primero que les viene a la mente cuando escuchan la palabra “URANIO”? ¿Bombas, destrucción o energía atómica?. ¿Acaso armas de destrucción masiva jamás encontradas y/o reactores nucleares dañados en Japón?. Pero ¿alguna ves se han preguntado si el Uranio se pudiera vender y ser fácilmente adquirido por alguien como nosotros y… en lata? ¡¿En lata?!. Pues ahora, comprar Uranio resulta más fácil que comprar brócoli; ni siquiera es necesario ira a la  tiendita de la esquina especializada en venta de productos al mayoreo para terroristas aficionados. Podemos comprar una lata de Uranio directamente desde nuestra computadora o dispositivo móvil. “Uranium Ore”, es la última adición al catalogo de productos de la tienda online “amazon.com”. Usos, limpieza de dientes logrando una blancura nunca vista, casi nuclear.


La lista de productos Friki es infinita, desde “Carne de Unicornio” o “Carne de Dragón” enlatada. El producto contiene un pequeño unicornio o dragón de peluche en el interior y por supuesto… no es comestible. “Carne de Zombie” que, como todos sabemos, si es comestible y afortunadamente “vegan”, para los que no comemos carne… ni siquiera de zombie.

La guerra de géneros, mejor conocida como: “la guerra entre sexos”, ha sido la más antigua y sangrienta de las justas bélicas que, por el dominio planetario, han confrontado hombres y mujeres desde los tiempos del paraíso terrenal. Los hombres, que aparentemente hemos detentado el poder durante generaciones (digo “aparentemente” ya que esto está aún siendo debatido por las mujeres), lo hemos hecho supuestamente por medio del control de determinados artilugios entre ellas “el mítico control remoto de la TV”. Sin embargo, la ancestral guerra se ha dividido en muchas batallas y éstas se han peleado en muchos territorios; algunos públicos y otros íntimos. Cada chica quiere controlar a su hombre -primordialmente en el campo de batalla casero-, esto no está sujeto a discusión pero, ¿para que desgastarse pensando en el “como” y sufrir las consecuencias?. Un nuevo producto, también de venta online llamado: “Control Your Man Remote Control”, lo logra esporádicamente (a veces falla). Lo que este control remoto ofrece, a fin de que las chicas obtengan su “hombre perfecto”, son los poderes de un simple artilugio cuyos botones tiene comandos muy específicos que, asociados con un “pensamiento positivo” ofrecen esperanza. Especialmente me llama la atención el botón “Put the Toilet Seat Down”, que trabaja por medio de apuntar en dirección del sujeto, presionar el botón y desear que suceda. La tienda ofrece estas tres características a la potencial compradora: No Batteries Required: Powered By Positive Thinking. Exert Absolute Control Over Subject. Point At Subject: Press Button: Hope For Best.

Desde la serie “La Familia Munsters” -allá en los sesentas- o “Los Beverly Ricos”, unos años después, no se veía gente menos atractiva, más mal vestida, con tan pésimo código de vida y más Friki que los integrantes del reality “Duck Dynasty”. De los “Duques de Hazzard” mejor ni hablo. Este programa es conformado por las vicisitudes y peripecias ultraconservadoras de los miembros reales de la familia Roberson. Al menos los Munsters y los Beverly eran ficticios y el daño no era real. Phil Robertson, el patriarca, ha sido señalado frecuentemente por sus comentarios racistas y contra la diversidad sexual. El reality, es el resultado del impresionante éxito comercial de una familia que lanzara un producto altamente demandado en el medio de los deportes asociados a la cacería mismo que se volviera viral y mundial: “un silbato para atraer patos”. La empresa -hoy multimillonaria- llamada “Duck Commander” es el paraguas del producto en si y toda la mercadería relacionada. Hablando de cosas extrañas, este reality ha despertado una avalancha de productos de vestir y amueblar relacionados con el show que nada tiene que ver con alguna tendencia de la moda. No importa si un producto es tan simple como un silbato, si es Friki, puede impulsar una compañía hasta crear una sensación mediática con 11.8 millones de seguidores.

Los conceptos sobre tendencias y productos expuestos, no pretenden ser juicios de valor sobre la mercadotecnia actual o, la ausencia de ella. No anhelan desestimar o reducir absolutamente nada sobre el tema. Buscan sólo exponer el hecho claro y contundente:  como diría Bob Dylan “Los tiempos están cambiando”. Los gustos se transforman y… “lo lateral o excéntrico” se vuelve “mainstream” y lo hace mientras dormimos, de la noche a la mañana.

No podemos enfrentar las campañas con reservas y estrecheces mentales. No se puede ser políticamente correcto todo el tiempo, ni actuar siempre de acuerdo a los modales en uso. Me apena decirlo pero, tenemos que ser osados, creativos, emitiendo proyectos y propuestas fuera de la caja. Tenemos que ser arrojados como los piratas de los mares del Caribe y navegar en la nueva mercadotecnia de este mar lleno de tiburones.
No hace mucho alguien creo una página web con un servicio de entrega a domicilio de navajas de rasurar, ¡le fue excelente, quien lo hubiera pensado!. Por qué no hacer lo mismo con calzoncillos. ¡Hello!. ¿Alguien me está escuchando?

En mí próximo artículo llamado FrikiMedia, exploraré el extraño y fascinante mundo de la publicidad absurda tan frecuente en USA y que va ganando terreno en el mundo.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.