Frases que todo encargado de las ventas debería evitar

De acuerdo con HubSpot, 50 por ciento de los prospectos consideran que un vendedor es molesto.

Frases que todo encargado de las ventas debería evitar

Según información presentada por HubSpot, solo un 3 por ciento de los consumidores confían en los representantes de ventas de una marca u organización, ello implica que los retos a afrontar son grandes y que, por consecuencia, se deben conocer plenamente cuáles son las acciones que no se deben ejecutar al momento en el que un vendedor hace su trabajo. ¿Por qué?, la razón es que existen percepciones muy distintas, la misma información de HubSpot señala que, desde la perspectiva del vendedor, solo un 17 por ciento de ellos considera ser molesto con el consumidor, no obstante, 50 por ciento de los prospectos los consideran así.

Los aspectos negativos que se le pueden atribuir a un vendedor pueden llegar desde distintos frentes, incluidas las frases que usa al momento de entablar contacto con un prospecto o brindar atención a un cliente, por eso, en esta entrada hacemos énfasis en las frases que todo vendedor debe evitar para no afectar su percepción.

De acuerdo con Entrepreneur, estos son los enunciados que un vendedor debe evitar usar:

“No es mi departamento”: Deslindarte de responsabilidades puede hacer que generes una mala impresión como vendedor, en la vida privada como en las ventas es fundamental tomar las responsabilidades en lugar de tratar de adjudicarlas a alguien más y tomar eso como justificación.

“Confía en mí”: Con el paso del tiempo, sumado a las distintas historias de fraudes que circulan por todas partes, las personas se han hecho cada vez más escépticas, algo que aporta a la desconfianza natural con la que ya cuentan. Actualmente frases como “confía en mí” pueden tener un efecto contrario para tu credibilidad como vendedor, las personas se guían más por hechos que por palabras.

“Yo no lo uso”: Los colaboradores de una marca, y en especial los vendedores, son los primeros embajadores de la misma así como de sus productos o servicios. El no usar lo que tratas de vender resulta en otro punto que suma a la desconfianza y pérdida de credibilidad y valor de tu producto o servicio.

“Es política de la empresa”: Esta es otra justificación que puede dañar la percepción de la marca y tu percepción como vendedor. A los consumidores no les interesan las políticas de la empresa, les importa que los productos o servicios que adquieren sean completamente funcionales. Así que si tu compañía tiene una política que choca con el servicio al consumidor es necesario plantear una modificación o incluso acabar con ella para ofrecer una solución.

“Somos competitivos”: Decir esta frase se puede entender como un desprestigio por parte del vendedor hacia la marca, si se busca destacar ante un cliente, una marca no debe ser competitiva, debe ser dominante en el mercado.

“Puede salir del precio que puede pagar”: Por último, es importante que no cometas el error de cuestionar la capacidad del consumidor por concretar una compra. Incluso cuando mencionan contar con un presupuesto limitado es recomendable tratarlos como si realmente fueran a concretar la compra.

loading...