La violencia en contra de las personas de color en Estados Unidos no ha dejado de existir y el homicidio de George Floyd, en Minneapolis, Minnesota ocurrido la semana pasada por un oficial de policía blanco, ha desatado la ira de algunos sectores de la sociedad y ha motivado a que un gran número de empresas tomen postura ante la lamentable situación: Ford y General Motors se encuentran entre ellas.

Este martes se difundió una carta escrita por el presidente ejecutivo de Ford, Bill Ford, y el director ejecutivo de la compañía, Jim Hackett, quienes expresaron su expresaron su preocupación y manifestaron que, como empresa y como personas “no se pueden hacer de la vista gorda” ante lo que ocurre.

Por ello, se comprometieron a reunirse con los empleados y provocar un “diálogo más profundo”, así como a impulsar a que, entre las personas, como sociedad, escalemos a “nuevos niveles de empatía y humanidad”.

Algunos fragmentos de la carta –retomada por Michael Martinez de Automotive News-:

“No podemos hacer la vista gorda ni aceptar un cierto sentido de ‘orden’ basado en la opresión. (…) Muchos de nosotros no podemos saber lo que es realmente ser parte de una comunidad de color, saber lo que es tener miedo por nuestros hijos cada vez que salen de la casa, o preocuparse de que este día sea el último. Pero mientras muchos de nuestros colegas, nuestros amigos, vivan con ese miedo, ¿cómo podemos vivir con nosotros mismos? Mientras tengamos el privilegio de respirar, depende de todos nosotros convocar nuevos niveles de empatía y humanidad”.

“(…) planeamos pedirles a los líderes de toda la empresa que mantengan diálogos con sus equipos para comprender cómo se sienten las personas y discutir cómo podemos mejorar juntos”.

Los ejecutivos hoy son los principales embajadores de sus marcas y también generan una poderosa influencia en la sociedad, si los líderes de ganares empresas toman acciones y generan conciencia, el mensaje permeará a mayor velocidad y profundidad.

Desde muchas ONGs, colectivos y fundaciones han hecho todo lo que está a su alcance por hacernos entender que somos una humanidad, no somos de colores o sabores, todos somos de carne y hueso y, por tanto, tenemos derecho a vivir de manera digna, con respeto, libres y felices. Pero esto no ha sido suficiente y ha gente en el poder que tiene una postura diferente, de ahí que se vea displicencia e indiferencia desde algunos frentes de los gobiernos e incluso desde algunas empresas. Por ello es importante que quienes dirigen a corporaciones con gran influencia en las sociedades, también tomen un rol activo.

Lo entienden dirigentes de marcas como Nike, Apple, Microsoft, Adidas y Twitter, y es algo que comenzamos a ver replicarse en más frentes. En los últimos días desde muchos sectores se ha expresado un rechazo a lo sucedido en Estados Unidos, desde el deporte, equipos de la MLS, Premier League y Bundesliga se manifestaron abiertamente, en la esfera de la cultura y el entretenimiento también se han levantado voces. Hoy las empresas lo hacen.

Así como lo hacen las principales cabezas de Ford, también lo ha hecho Mary Barra, la CEO de General Motors y una de las personalidades de mayor influencia en el mundo.

En su caso, la ejecutiva externó a través de un mensaje a todos los empleados de la compañía su impacto y disgusto por el homicidio de George Floyd, pero también recordó a otros afroamericanos que fueron asesinados de manera brutal en el presente año.

“Las muertes recientes de George Floyd, Ahmaud Arbery y Breonna Taylor se suman asombrosamente a la importante e inconcebible lista de afroamericanos que han perdido la vida por el color de su piel. (…) Estoy impaciente y enojada por el hecho de que, como nación, parecemos aplacados por la discusión pasiva del ¿por qué? ¿Por qué sucede esto? ¿Por qué no podemos llegar a un lugar diferente? ¿Por qué la respuesta es tan visceral?”

“(…) Dejemos de preguntar “por qué” y comencemos a preguntar “qué”. ¿Qué vamos a hacer? En este momento, cada uno de nosotros debe decidir qué podemos hacer, individual y colectivamente, para impulsar el cambio … un cambio significativo y deliberado. Como una de las compañías globales más grandes, hay mucho que podemos hacer. Llega un momento en que nos vemos obligados a dejar de diagnosticar lo que está mal y comenzar a abogar por lo que está bien”, dice Barra en su mensaje replicado de manera íntegra por CNBC en el que también propone acciones que, como sociedad debemos tomar.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299