Una edición más de uno de los torneos de futbol más importantes del mundo, la Champions League, llega a su fin este sábado con el encuentro final entre el Liverpool F.C. y el Tottenham Hotspur F.C., partido que sin duda resulta interesante desde distintas perspectivas pues se trata de 2 equipos que en los últimos años no habían destacado tanto como potencias en este torneo en particular, si bien el Liverpool jugó la final en la edición pasada, la última vez que un equipo inglés se coronó como campeón fue en el periodo 2011-2012, cuando el Chelsea F.C. logró imponerse en penales al F. C. Bayern. El torneo que en sus últimas 5 ediciones ha visto campeones a equipos españoles, este año verá a 2 equipos ingleses que tendrán la oportunidad de potenciarse, junto con todos sus distintos agentes, de forma significativa tras el silbatazo final del próximo sábado.

La Champions League: Un torneo lleno de grandes números

Y es que hablar de la Champions League es hablar con palabras mayores, los números que genera este evento deportivo se pueden considerar muy significativos, por ejemplo, en el caso de los derechos de transmisión, datos de Statista señalan que durante la temporada 2017-2018, la venta de esos derechos generó ingresos por 1.7 mil millones de euros para la UEFA, además, según información compartida por el HuffPost, la Champions ha logrado colocarse como el cuarto lugar de los eventos deportivos más vistos en la historia de la televisión (solo por debajo de los Juegos Olímpicos, el Tour de Francia y la Copa Mundial de la FIFA), alcanzando a una audiencia de 1.7 mil millones de personas de forma anual a nivel global.

No obstante, los números no solo están en la televisión, también llegan a otros apartados, por ejemplo, el torneo como tal, en su edición pasada, generó ingresos por 2.1 mil millones de euros. Para ese mismo año se destaca que los equipos que hoy se encuentran en la final recibieron también pagos millonarios por parte de la UEFA dada su participación y resultados, en el caso del Liverpool, la organización señala que se le entregaron 81.28 millones de euros mientras que el Tottenham recibió 61.21 millones de euros.

En esta edición 2018-2019, la UEFA estima que los ingresos que generará la Champions League, en combinación con la Europa League y la Super Copa de Europa, ascenderán a 3.25 mil millones de euros y se ha revelado que el acumulado de premios para la Champions en particular es de 2.04 mil millones de euros que se repartirán entre los participantes del torneo, donde el ganador de este año se llevará 15 millones de euros extra. Cabe destacar, según lo refieren la firma Nirametrics, que el Liverpool podría terminar con un total de 107.2 millones de euros en sus bolsillos tras su participación mientras que el Tottenham ganaría 101.6 millones de euros.

No todo es dinero

Sin embargo, más allá de lo mucho que ganarán en términos de dinero los entes involucrados en esta final que será vista por al más de 67 mil personas en el estado Wanda Metropolitano de Madrid, este último encuentro de la Champions League representa un impulso importante para distintas marcas.

  • Las marcas personales que mejorarán

Dentro de cada equipo de esta final existen figuras destacables que todo el mundo estará siguiendo dado el rol que juegan para sus clubes y la relevancia de sus marcas personales. En el caso del Liverpool es posible decir que un jugador que se podría beneficiar mucho de su participación es Mohamed Salah, el delantero estrella, pues tras perderse el partido de vuelta contra el Barcelona en las semifinales por una conmoción cerebral, y haberse perdido la final pasada en la que su equipo enfrentó al Real Madrid, estará de regreso en la cancha este sábado. La actuación que dé podría catapultar de forma importante la carrera de este jugador egipcio que aún tiene algunos años por delante y actualmente tiene un valor en el mercado de 150 millones de euros.

Otro jugador que podría generar más interés tras su participación en la final de esta Champions League es Sadio Mané, el senegalés de 27 años ha tenido una buena actuación durante el torneo y ha despertado el interés de grandes equipos como el Real Madrid, aunque él señala que por el momento está concentrado en el partido.

Del lado de los rivales, en el Tottenham Hotspur F.C. también destacan marcas personales que podrían mejorar, como la del delantero inglés Harry Kane, que se recupera de una lesión pero se espera que esté listo para la final. En palabras del propio jugador, con su actuación busca “ser parte de la historia del Tottenham”. Pese a ya ser un referente, este jugador con un valor de mercado de 150 millones de euros podría convertirse en una pieza clave para el equipo de aquí al futuro.

Y así como él, otra figura es la de Dele Alli, el jugador inglés de 23 años a quienes consideran la futura promesa del equipo y del fútbol inglés, tiene un valor en el mercado de 100 millones de euros que se podría ver impulsado con los resultados.

  • ¿Qué representa para los equipos? 

En el caso de los equipos, de forma general, el ganar la Champions League será también un reconocimiento importante, el torneo como tal es uno de los de mayor prestigio en el sector. Para Liverpool sería un palmar más de esta competición que se suma a los cinco que ya tiene, cuatro bajo el formato de Copas de Europa (European Cup) y una bajo el formato de Champions League.

En el caso del Tottenham Hotspur ganar será un acontecimiento histórico pues se trataría de la primera vez que consiguen este título, y destaca el hecho de que el club no ha gastado ni una sola moneda en fichajes en las últimas 2 ventanas que se han abierto en el mercado, tal como lo destaca ESPN desde su sitio, “después de la noche del 1 de junio, las cosas, para bien o para mal, cambiarán en el Tottenham y se hace casi imposible vislumbrar otro verano en blanco en el capítulo de fichajes”.

  • Los patrocinadores que estarán felices

Por último, la forma en que terminen las cosas también tendrá en un efecto en las marcas detrás de estos equipos, pues como patrocinadores podrán recibir impulso en aspectos como el brand awareness, la alineación de marca, las relaciones públicas y el contenido, los embajadores de marca, el engagement con los clientes y consumidores y la integración de productos.

Para esta final, las marcas que más se hacen presentes serán las de los patrocinadores de los uniformes, en el caso del Tottenham en primer lugar será la ya reconocida Nike, que también trabaja con otros equipos grandes y ha estado presente en diversas finales del torneo, y en el caso del Liverpool será New Balance, cosa que representa también un hecho histórico pues por primera vez uno de sus equipos patrocinados podría ganar de forma importante en un terreno que históricamente ha sido dominado por firmas como Adidas y Nike.

Así como los proveedores de uniformes, otras también estarán presentes y se podrán ver impactadas, como las de los principales socios o patrocinadores, que en el caso del Liverpool es el banco Standard Chartered y en el del Tottenham es la aseguradora AIA. Además de estas, entre las distintas firmas ligadas a ambos equipos es posible encontrar a Western Union, Audi, AXA, Carlsberg, HP, Heineken, Levi’s y Vodafone.

Como es posible observar, en este torneo no solo será un equipo el que resultará beneficiado con la victoria, se tratará de todo un conjunto de agentes clave que hacen posible que torneos y equipos existan para el desarrollo de la Champions League y del futbol profesional.