• Motorola fue una de las empresas insignia dentro del mercado de smartphones y ahora busca regresar a imponer su marca con un desarrollo sumamente popular: teléfonos flexibles.

  • La flexibilidad es la nueva norma con que la tecnología busca adaptar cada vez más sus equipos a los estilo de vida de los consumidores.

  • Hay una pauta clave en el mercado y es la que tiene que ver con adaptarse a las necesidades del consumidor, entendiendo su día a día y las oportunidades que hay en esos momentos.

El mercado de smartphones es el más importante en tecnología, por la pauta comercial con que las marcas de ese sector han determinado ventas y acciones promocionales gracias a un producto que se ha vuelto indispensable en la vida del consumidor.

Proyecciones de eMarketer advierten que el número de usuarios de smartphones en el mundo llegará a los dos mil 659 millones durante 2019, en un crecimiento que se ha disparado desde los mil 500 millones registrados en 2014.

Con una proyección tan alta en el número de usuarios de smartphones, se ha vuelto indispensable para las marcas tecnológicas contar con productos con los que puedan llamar la atención de los consumidores, tal como incluso lo intentó Energizer, creando un enorme smartphone con una batería de 18,000 mAh.

Motorola quiere lanzar un smartphone flexible

Motorola es otra de las marcas de smartphones que buscaría dominar de nueva esta categoría con el lanzamiento de su RAZR Flexible, un concepto del que tenemos más detalle en un video que aparentemente muestra el desempeño que tendría uno de los equipos más emblemáticos en la historia de los smartphones.

La innovación es la pauta que siguen las marcas para lograr destacar en un mercado que dominan sistemas operativos como Android o marcas como Apple en la categoría de smartphones de alto costo.