Fiji llevó de los Globos de Oro a la chica del agua al punto de venta

fiji-agua-

Hace unos días se celebraron los Golden Globes, organizados por la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood, en el Hotel Beverly Hilton de Los Ángeles.

La chica del agua Fiji destacó en la alfombra roja porque la joven ofrecía agua a los famosos mientras desfilaban, pero su estrategia fue colocarse detrás de ellos mientras la cámara los captaba.

De inmediato acaparó la atención como la “intrusa” más curiosa que se haya visto y las imágenes se vitalizaron de inmediato.

Cual edecán de box, la chica supo acomodarse en medio de diversas fotos y una vez que Fiji vio la oportunidad, la aprovechó. Fiji se anotó un gol publicitario con ella.

Además de exaltar el hecho en cada oportunidad que tuvieron, en redes sociales, llevaron a la chica al punto de venta, tal como trascendió por medio del usuario de Twitter @luisbonillapp, quien subió una foto de su visita a Walmart.

En una de las cajas de cobro, colocaron una figura de cartón de la chica, con un stand con las botellas de agua, en un movimiento magistral.

La marca sabe de la relevancia del punto de venta, ya que pese a que el 67 por ciento de los usuarios inician sus viajes de compra a través de una plataforma o dispositivo electrónico -de acuerdo con Google-, el 95 por ciento de las adquisiciones se realizan en una tienda física, según un estudio firmado por AT Kearney.

Se estima que el 86 por ciento de los consumidores toman la decisión de compra dentro del punto de venta, revelan estudios de POPAI.

Es por ello que las marcas no sólo se concentran en el punto de contacto digital, sino que se hacen presentes en el físico y en donde sea necesario para no obligar al consumidor a elegir entre un canal u otro.

Acerca de Fiji

Fiji es el ejemplo de lo que el marketing puede hacer por un producto. Es simple agua, pero el manejo impecable de su mercadotecnia ha colocado su botella dura y su etiqueta de color azul, en sinónimo de lujo en Estados Unidos, donde se vende a precios que triplican el de otras marcas.

Es el agua ofrecida en fiestas, restaurantes y hoteles de alto costo. Entre sus consumidores conocidos se encuentran París Hilton, el ex presidente estadounidense Barack Obama o el propio presidente Donald Trump, quien recientemente acaparó la atención por interrumpir un discurso para beber agua Fiji.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo