Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

El fenómeno del ‘hate-watching’: 3 definiciones para entenderlo

La abundante oferta de contenidos audiovisuales a disposición de los espectadores (series, programas, etc) unido a unos hábitos nada estáticos y cada vez más cambiantes, hace que surjan nuevos fenómenos como el hate-watching. Se trata de un término que va más allá de la tradicional relación entre consumidor y medios de comunicación y que se refiere al hecho de “ver un contenido a pesar de odiarlo”.

Notas relacionadas:
¿Está próximo el fin de la televisión tradicional?
Redes sociales vs televisión, ¿dónde invierte más tiempo el público?
Estas son las 3 mejores series de TV, según los expertos

Según expresa la agencia de medios Zenith Media en su blog, “hate-watching se refiere a una forma de consumir televisión en la que el espectador ve un contenido televisivo que, realmente, no le gusta nada en absoluto. Le parece aburrido, amoral, poco inteligente, morboso…”. Puede tener mil y una razones para detestarlo pero, lo cierto, es que consume esa serie o programa.

Desde el periódico español El País apuntan que es un fenómeno que ha aparecido con el auge de las redes sociales, plataformas a las que cualquier usuario puede acudir para ofrecer su punto de vista. Según cita el diario, los consumidores “odian verla (esa serie) pero encuentran un placer inexplicable en criticarla en público”. De hecho, para que el hate-watching funcione, es preciso que el programa en cuestión tenga fervientes fans, de modo que se produzca el buscado “enfrentamiento” entre los que lo aman y lo odian profundamente.

Una de las primeras apariciones de este término la encontramos en un artículo publicado en 2012 en el diario The New Yorker, en el que la autora explicaba el concepto poniendo como ejemplo la serie Smash, que arrancó grandiosamente y luego fue perdiendo fuerza hasta el punto de dejar un séquito de lovers, que permanecieron fieles hasta el final, y otro tanto de haters. En el artículo, la escritora exponía todo lo que le disgustaba de Smash y, al mismo tiempo, confesaba estar enganchada a ella. “Mi vehemencia es ligeramente sospechosa. ¿Por qué voy derecha a ver una serie que me crispa? En cierta manera, estoy obviamente disfrutándola”, indicaba. Este es el último punto, ya que el hate-watching encuentra su razón de ser a medio camino entre la satisfacción y el desagrado.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados

Campeón

Un campeón del mundo en cada hijo te dio

Entrada la adolescencia, imaginaba ser cronista deportivo e imitar a don Fernando Marcos y sus cuatro palabras; a los 13 años no tenía duda, yo sería un futbolista profesional.