Femexfut endurece medidas a promotora que pacta juegos en Estados Unidos tras lo de Croacia

El entrenador de la selección mexicana, Juan Carlos Osorio, alzó la voz sobre lo sucedido con Croacia, por lo que pidió a la Femexfut, encontrar los contratos adecuados para garantizar que el tricolor se enfrente a las selecciones con sus mejores hombres en el terreno de juego

Ante lo sucedido, el estratega nacional, Juan Carlos Osorio, consideró lamentable el hecho de que el entrenador del equipo europeo, Zlatko Dalic, haya decidido guardar a su mejor alineación. “la idea de estos partidos es enfrentar a cada rival con su mejor once y nosotros tomar la decisión de como lo podemos entrentar y honestamente, en lo personal, anhelaba un juego con algunos de los mejores jugadores en el mundo en cuanto a la posesión de la pelota, me refiero a Rakitic, a Modric, a Kovacik, lastimosamente ellos han tomado otra decisión”.

Además de expresar su inconformidad, el director técnico del tri indicó que este tipo de situaciones no se pueden permitir, “me parece que a futuro los organizadores tienen que tener en cuenta esa situación y tener sugerencias y normas dentro del contrato para que se pueda jugar contra el mejor once posible del rival” añadió Osorio.

De igual forma, dentro de las exigencias de la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut) a la empresa Soccer United Marketing, SUM, para el partido amistoso de la fecha FIFA posterior al Mundial (septiembre u octubre), la firma deberá garantizar que el equipo contra el que se juegue, tendrá dentro de su alineación a sus mejores jugadores.

Asimismo, se dio a conocer que el rival del tricolor en esas fechas, deberá como mínimo, haber llegado hasta la ronda de los cuartos de final durante el Mundial de Rusia.

Y es que, con la Copa del Mundo cada vez más cerca, este tipo de encuentros ayudan a definir la alineación que utilice la selección mexicana durante sus duelos ya dentro de la justa contra Alemania, Suecia y Corea del Sur; además de encontrar posibles alternativas dentro del terreno de juego como parado táctico e incluso aquellos que puedan ingresar de cambio.

Otro factor, más importante aún que encontrar a los jugadores de confianza, tiene que ver con la afición; los costos de las entradas estaban presupuestados en función de la calidad de los jugadores tanto mexicanos como croatas, por lo que, con este decisión del entrenador croata, limita la calidad del espectáculo.

Sí bien es cierto que la selección nacional mexicana encontró en el vecino país del norte a su mejor mercado, debido de los ingresos en dólares y al hecho de apelar a la nostalgia; el aficionado radicado allá ha evolucionado con el paso de los años, y como tal, busca que lo que desembolsa se traduzca en un entretenimiento de calidad.

Si tomamos en cuenta que cada vez más competencias, como la Copa América, los amistosos internacionales de clubes europeos, así como un eventual partido de Champions League, serán los nuevos escenarios con los que compita México y sus eternos partidos “moleros”, tanto la promotora como la federación, deberán buscar calidad para seguir llevando a los espectadores a los estadios.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299