Internacional.- Las redes sociales se han convertido en una de las principales formas de comunicarnos y es que rara es la persona que no cuenta con un perfil en redes sociales y este año se espera que el número de usuarios en redes sociales alcance la cifra de 2,77 mil millones de usuarios este año. Facebook es una de las más populares y, según datos de DateReportal, We Are Social y Hootsuite es usada ya por el 43% de mujeres y el 57% de hombres.

Hoy, Facebook es noticia y no por el número de usuarios activos sino porque las personas fallecidas pueden superar a las vivas como titulares de cuentas en Facebook dentro de unos 50 años, en el año 2070, en concreto y esto es algo que podría tener graves implicaciones en la forma en la que se abordaría la herencia digital en el futuro.

Carl Öhman y David Watson han realizado el estudio

Estos datos los ha ofrecido un estudio realizado por Carl Öhman y David Watson, del Instituto de Internet de Oxford para un trabajo publicado en la revista Big Data and Society. Según estos investigadores, siguiendo los niveles de usuarios en 2018, al menos 1.400 millones de miembros de Facebook morirán antes de 2100 y los muertos podrían superar a los vivos en la red social creada por Mark Zuckerbeg en el año 2070.

Eso sí, Facebook sigue expandiéndose al ritmo actual y el número de usuarios fallecidos podría alcanzar los 4 mil 900 millones antes de finales de este siglo y, en ambos casos, la mayoría de perfiles pertenecen a usuarios no occidentales.

Los resultados servirán para dar forma al futuro al que nos dirigimos

Sin duda alguna, estudios como este dan lugar a nuevas y difíciles preguntas sobre quién tiene derecho a todos estos datos y cómo deben manejarse en el mejor interés de las familias y amigos de los fallecidos y su uso por los historiadores futuros para así entender el pasado.

Lo que está claro es que tal y como ha expresado Öhman, uno de los investigadores de dicho estudio sobre el futuro de Facebook es que “los resultados deben interpretarse no como una predicción del futuro, sino como un comentario sobre el desarrollo actual y una oportunidad para dar forma al futuro hacia el que nos dirigimos…Esto no tiene relación con nuestro punto más amplio de que la discusión crítica sobre la muerte en línea y sus implicaciones macroscópicas es una necesidad urgente. Facebook es simplemente un ejemplo de lo que le espera a cualquier plataforma con conectividad similar y alcance global”.