Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Experiencia vs juventud en las empresas ¿Quién se impondrá?

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
La importancia de mantener un equilibrio en las empresas entre experiencia y juventud es un factor que es clave para conservar la competitividad en el mercado, pues tener a personas con varios años de antigüedad dentro de la organización, sobre todo en puestos de Dirección o Gerenciales, reducirá el margen de error en tareas fundamentales donde el riesgo financiero para la empresa podría ser alto, mientras que los jóvenes le pueden aportar a las empresas empuje, determinación, fuerza, talento, nuevas ideas, energía renovada, pasión, creatividad, manejo de tecnología, excelente uso de redes sociales y mucha presión para el jefe inmediato que sentirá cómo alguien con mucho menos experiencia le puede comer el mandado si no logra ponerse las pilas rápidamente.

La importancia de mantener un equilibrio en las empresas entre experiencia y juventud es un factor que es clave para conservar la competitividad en el mercado, pues tener a personas con varios años de antigüedad dentro de la organización, sobre todo en puestos de Dirección o Gerenciales, reducirá el margen de error en tareas fundamentales donde el riesgo financiero para la empresa podría ser alto, mientras que los jóvenes le pueden aportar a las empresas empuje, determinación, fuerza, talento, nuevas ideas, energía renovada, pasión, creatividad, manejo de tecnología, excelente uso de redes sociales y mucha presión para el jefe inmediato que sentirá cómo alguien con mucho menos experiencia le puede comer el mandado si no logra ponerse las pilas rápidamente.

La realidad es que por el momento la batalla la está ganando la experiencia, debido a que las empresas le han invertido mucho tiempo, dinero, esfuerzo y capacitación a personal que tiene más de 5 años en puestos clave y por lo tanto significa que tienen un grado extra en su currículum personal que los hace altamente valiosos en las organizaciones, por lo que mantenerlos en su plantilla es una prioridad.

Otro aspecto donde también se impone la experiencia es en el terreno de soportar la frustración, pues se trata de gente que está acostumbrada a asimilar los fracasos sin tirarse al drama, porque entienden perfectamente que es parte del proceso mismo de la vida laboral y muchas veces los fracasos los utilizan para tener mucho éxito.

Sin embargo contratar a gente sin experiencia tiene sus ventajas, pues entran a las empresas sin malicia, están dispuestos a aprender sin pretexto alguno, son dinámicos, no están desgastados mentalmente, no se preocupan por el sueldo porque saben que tienen todo un futuro por delante para obtener el ingreso deseado, están muy motivados y no tienen malos hábitos que perjudiquen el ambiente del equipo de trabajo.

Otra de las desventajas a las que se enfrenta la gente joven, es el costo laboral, pues una persona con antigüedad de más de cinco años, representa un costo laboral alto si se le quiere separar de la compañía, en cambio una persona de reciente ingreso representa un costo laboral bajo y por lo tanto son más susceptibles de tomarlos en cuenta cuando de recortes de personal se trata.

Otro de los elementos en donde pierden terreno los jóvenes, es al momento en que las compañías publican sus perfiles en las bolsas de trabajo, pues en la mayoría aparecerá la leyenda “con experiencia” por lo menos de dos años en el puesto, para poder candidatearse a la posición, requisito que evidentemente no reunirá un recién egresado de la universidad.

Donde sí tienen gran ventaja los jóvenes es cuando empieza la comparación respecto de los elementos que tienen más de 10 años en la empresa, pero que no están aportando absolutamente nada, simple y sencillamente creen que su posición no corre peligro por el tiempo que tienen en la empresa, pero no se dan cuenta de que han entrado en la peligrosa zona de confort que podría costarles el trabajo con todo y su experiencia que no está al servicio de la organización. Con este tipo de empleados los jóvenes si se están imponiendo de manera contundente.
También es conveniente tomar en consideración a la gente que está terminando sus estudios profesionales cuando hay exceso de trabajo, pues aquí jugarán un papel importante para terminar las tareas sencillas que se han ido acumulando, que necesitan atención y que nos pueden liberar de un estrés innecesario porque siempre las hemos tenido en mente pero no las hemos podido atacar de manera oportuna.

El problema al que se están enfrentando las compañías es que no están trabajando de manera adecuada en el desarrollo de los mandos medios y niveles inferiores, pues no están aprovechando de manera eficiente al talento joven que trata de empujar durísimo, pero que se va quedando en la orilla porque la estructura de la organización y la gente con experiencia no permite que sigan avanzando a los más altos niveles. Las empresas deben tener planes precisos de cambios generacionales, tienen que ir graduando al personal a diferentes posiciones para que cuando tengan que asumir el nivel de Dirección lo hagan de la mejor manera posible y sobre todo con una excelente preparación y suficiente experiencia para hacerse cargo del puesto.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados