El nuevo examen de conducir incluirá saber usar el GPS

Saber usar o no un aparato de geolocalización (GPS) para conducir un vehículo ya no será una opción en el Reino Unido. Es que una serie de cambios en los exámenes de manejo en ese país incluirán la utilización del dispositivo.

Según se explicó oficialmente, desde el 4 de diciembre de 2017, todas las pruebas tendrán un tramo de 20 minutos en el que el aspirante a obtener la licencia deberá demostrar que sabe seguir las instrucciones del GPS del vehículo.

El detalle de todos los cambios.

Lo anunció la Agencia de Estándares para Conductores y Vehículos británica (DVSA, en inglés), explicando que se trata del cambio más importante desde 1996. La decisión está motivada en que los datos en UK indican que más de la mitad de los conductores ya utiliza ese tipo de dispositivos.

“Resulta vital que el test de conducción esté al día con las tecnologías que usan los vehículos y con las áreas que suponen un riesgo mayor para los nuevos conductores una vez hayan superado el examen”, dijo Gareth Llewellyn, ejecutivo de la DVSA. Según el secretario de Estado de Transporte, Andrew Jones, la medida “ayudará a reducir el número de muertos y heridos en las carreteras”.

Para Jones, la idea es asegurarse de que “el examen de conducir continúa siendo relevante en el siglo 21″, publicó 20 minutos.

Con este video, la Agencia dio a conocer algunos de los cambios:

Y otro cambio importante: los nuevos test pondrán menos énfasis en maniobras a baja velocidad en calles poco transitadas, para centrarse en zonas de mayor densidad de tráfico, donde se producen la mayoría de los accidentes.