Si algo ha demostrado esta crisis sanitaria es que para no perecer en un mercado tan complejo como el actual, las marcas están obligadas a diversificar su oferta y uno de los ejemplos más destacados ahora llega de la mano de este reconocido supermercado.

En un esfuerzo por aprovechar la fortaleza de su marca y generar ingresos adicionales, la cadena de supermercados Lidl acaba de lanzar su propia línea de tenis, mismos que utilizando los colores emblemáticos de la firma, han logrado generar revuelo entre los compradores.

Producto exclusivo y edición especial, la clave

Aunque el mencionado supermercado no es un marca de moda, este lanzamiento a superado todas las expectativas ya que a unos cuantos días de ponerlas en sus anaqueles ahora miso se encuentran totalmente agotadas.

Esto ha abierto un interesante negocio alrededor de estos sneakers en el mercado de compraventa online, en donde ahora se vende a precios considerablemente mayores al original.

Su costo en la tienda oficial es de 12.99 euros; no obstante en sitios como Ebay o Wallapop, es posible encontrarlas en entre 200 y 500 euros.

El periódico finlandés Forigner, ha dicho que este lanzamiento ha generado “colas interminables antes de la apertura de tienda, sneakers agotadas en cuestión de segundos y clientes enloquecidos”.

El éxito de esto tenis ha sido tal, que el reconocido supermercado ha decidió dar un paso más y entregar a sus clientes otros productos para “venerar” a su marca.

Lidl ha lanzado toda una línea de ropa que como sello distintivo utiliza los colores y logo de la marca.

Desde camisetas hasta calcetines y sandalias de playa, esta colección de modo propia low cost estará disponible a partir de este sábado con precios que  oscilan entre los 0,99 y los 12,99 euros, siendo el producto más caro los tenis que estarán disponibles en tallas de la 36 a la 46.

Branding para tiempos difíciles

Lo que sucede alrededor de esta nueva colección de moda habla sobre la importancia que tiene el branding para cualquier marca.

La premisa gana especial en tiempos de crisis como la actual en donde si bien la preocupación de las empresas está en generar conversiones, no se puede dejar de lado la necesidad de construir marca.

Este es un aspecto que en el sector retail es fácil de olvidar y que muchas veces es sustituido por promociones para llamar al consumidor.

Lo cierto es que el caso de este supermercado deja en claro, que trabajar en este aspecto puede ser altamente rentable.

Las ventas y el interés de las audiencias por los productos de Lidl son resultado de una sólida estrategia de branding en la que el supermercado ha logrado transmitir con efectividad y éxito los valores y filosofía que la respaldan con la intención de entregar al consumidor la máxima experiencia no sólo desde los anaqueles y su portafolio de promociones.

Recordemos que según información de Incaval- la confianza genera el 40 por ciento de las decisiones de compra, en donde el branding se ubica como el principal trust driver entre el 63 por ciento de los consumidores, de acuerdo con datos de C Space.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299