El empoderamiento femenino es desde hace algunos años el gran discurso que guía las estrategias de comunicación de muchas marcas. Apostar por esta temática ha llevado a Johnnie Walker a formar parte del listado de las 100 personas más influyentes de Time gracias a su edición Jane Walker.

El nombre de las 100 personas con mayor influencia en el mundo, de acuerdo con la mencionada publicación, fue dada a conocer este miércoles y dentro de la categoría “pioneros” apareció la marca Jane Walker con una reseña firmada por la presidenta de la asociación Monumental Women, Pam Elam, quien calificó a la marca como “una marca icónica de whisky con la misión de promover el espíritu de progreso”.

Al mismo tiempo asegura que “Jane Walker es un ícono de marca que celebra los muchos logros de las mujeres y las personas en el viaje compartido hacia la igualdad de género y la representación igualitaria”.

En la reseña se pueden leer algunos datos que pintan a Diageo, casa matriz de la marca de whisky, como una organización incluye y pro mujer: “las mujeres constituyen el 40 por ciento del comité ejecutivo de Diageo, casi el 40 por ciento de su directorio y casi el 50 por ciento del equipo de expertos de Johnnie Walker, que elaboran el whisky fino, son mujeres”.

El activo del discurso pro mujer

Con esta mención, tanto Johnnie Walker como Diageo capitalizan su postura pro mujer que se materializa en una edición especial lanzada a principios del año pasado.

El movimiento es todo un acierto en marketing si se considera que, de acuerdo con una investigación firmada por She Knows indica que más de la mitad de las mujeres afirman adquirir productos de ciertas marcas luego de que estas firmas representan de manera positiva la imagen femenina, cifra que contrasta con el 25 por ciento de consumidoras que compran marcas o productos aún cuando la comunicación de los mismos ‘atenta’ contra la dignidad femenina.

Ser reconocidos por uno de los listados más importantes a nivel mundial legitima, de alguna forma, su posición al tiempo que estar entre las “personas más influyentes” otorga a la marca un toque de humanización que, en tiempos actuales, es una características que con la muchas marcas buscan ser asociadas.