Para nadie es un secreto que uno de los sectores más afectados por el coronavirus es el sector retail. La industria minorista se ha visto afectada por cierres masivos y simultáneos de tiendas, en donde aunque las herramientas de e-commerce se han ubicado como un gran aliado, no compensan del todo lo que se está perdiendo por el cierre de las tiendas físicas.

Ahora, esta tendencia parece haber cobrado a su primera víctima. Una reconocida marca del sector retail se ha declarado en quiebra.

Primera en quiebre

Se trata de Grupo Neiman Marcus que, a decir de información publicada por Reuters quien cita a una fuente familiarizada con el asunto buscará protección contra la bancarrota durante esta semana.

Las dudas que carga la compañía con sede en Dallas, la han dejado con pocas opciones luego del cierre temporal y obligado de sus 43 locales firmados bajo la marca Neiman Marcus, cerca de 24 establecimientos de tiendas Last Call y sus dos tiendas Bergdorf Goodman ubicadas en Nueva York.

Ante el escenario, Neiman Marcus está en las etapas finales de la negociación de un préstamo con sus acreedores por cientos de millones de dólares, lo que permitiría mantener algunas de sus operaciones durante el proceso de quiebra, mismo que ya ha dejado a cerca de 14 mil empleados sin trabajo.

La firma de moda incumplió con el pago de millones de dólares en deuda, que de acuerdo con Standard & Poor’s, asciende a 4 mil 800 millones de dólares.

Parte de esta deuda es el legado de su compra de 6 mil millones de dólares en 2013 por sus propietarios, la empresa de capital privado Ares Management Corp y la Junta de Inversión del Plan de Pensiones de Canadá (CPPIB).

Aunque la firma no ha dado comentarios oficiales al respecto, lo cierto es que los analistas encuentran especialmente probable una situación de quiebra para la compañía.

“A la luz de los significativos vientos en contra derivados de la pandemia del coronavirus y nuestra expectativa de una recesión en Estados Unidos este año, creemos que las perspectivas de la empresa para un cambio de rumbo son cada vez más bajas”, indicaron los analistas de Standard & Poor’s en una nota la semana pasada. “Seguimos viendo su estructura de capital como insostenible”, agregaron los analistas, bajando su calificación crediticia sobre Neiman Marcus en lo profundo del territorio “basura”, al tiempo que afirmaron que el movimiento reflejaba el “elevado potencial” de una reestructuración de la deuda.

El camino que otras podrían seguir

Lo cierto es que este escenario podría encontrar réplicas en días próximos. La semana pasada, Reuters destaca que Macy’s Inc y Nordstrom Inc se habrían apresurado a conseguir nueva financiación, anticipando préstamos contra algunos de sus bienes inmuebles. J.C. Penney Co Inc está contemplando la posibilidad de declararse en bancarrota como una forma de rehacer sus finanzas insostenibles y ahorrar dinero en los pagos de deudas inminentes.

Esto es consecuencia de la situación actual que vive el sector, en donde aunque en principio se registró una alza importante en términos de ventas, semanas después el escenario cambio de manera radical.

De acuerdo con información de Pabis Retail, el sector registró un aumento de ventas  en la primera fase de la pandemia, momento en el que alcanzó un incremento de 97.5 por ciento; sin embargo, con la entrada de la segunda fase, se presentó una baja del 60 por ciento.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299