Esta campaña colombiana obtuvo un León de Bronce en Glass

Continuamos con el tercer día de actividades del Festival de Creatividad Cannes Lions 2017 que se celebra en Francia y que está premiando a lo mejor de la industria de la publicidad en el mundo a lo largo del último año.

Advertisement

Es lunes y estamos en la tercera jornada, cómo parte de las actividades del festival celebrado en la riviera francesa, se dieron a conocer los ganadores en la categoría Glass, destacando la presencia latinoamericana, en particular Colombia que vuelve a dar muestra de su calidad creativa.

Esto por que J. Walter Thompson Colombia obtuvo un León de bronce, gracias a la campaña Breastfeeding Mannequin, para Amigos de la Lactancia y Coalition brands.

Cabe señalar que los Glass Lions, celebran la creatividad que tienen un impacto significativo en la cultura. De tal forma, las piezas publicitarias galardonadas, tuvieron que demostrar ideas destinadas a cambiar el mundo, a través de un impacto positivo para combatir la desigualdad, desequilibrio o injusticia de género.

En ese contexto, Breastfeeding Mannequin creó un nuevo tipo de maniquí que hace una declaración contundente en los centros comerciales: un maniquí de lactancia materna. El objetivo fue crear conciencia y mostrar que amamantar es una acto natural y hermoso en cualquier instancia, algo que no debe ser censurado o a atacado.

Imagen: Breastfeeding Mannequin/J. Walter Thompson Colombia/Twitter: @AmigosLactancia

La estrategia consistió en crear sociedad con reconocidas marcas tanto colombianas como internacionales, todas relacionadas con la moda femenina. Y, en diferentes centros comerciales de todo el país sudamericano se sustituyeron alguno de los maniquíes por uno nuestro con que está amamantando a un bebés.

La motivación fue, debido a que, a pesar de que en muchos países la lactancia materna en público es normal, en Colombia sigue siendo un problema y en el último año cientos de madres han sido acosadas y agredidas verbalmente en los centros comerciales del país, por el simple hecho de alimentar a sus bebés, una situación que se replica en algunos otros países de Latinoamérica.