Entrenamiento en medios. Sin miedo a los medios 

La mayoría de nosotros ha temido, cuando menos alguna vez, hablar en público. Y hay ciertas posiciones que exigen no sólo dirigir discursos ante un equipo de trabajo, grupo de clientes o de amigos, o un auditorio heterogéneo, sino hablar ante los medios de comunicación, y es ahí, sin duda, el momento en el cual aquel viejo miedo a los reflectores se convierte en pánico.

Muchas veces las cámaras y/o grabadoras de los entrevistadores imponen a quien debe contestar una serie de respuestas. La mayoría no sabe cómo hacerlo, así que manos a la obra.

Si su empresa tiene una agencia de relaciones públicas (RP), o si cuenta con un área o departamento que se encargue de dichas funciones, puede encargarles un entrenamiento en medios, mejor conocido como Media Training.

Su proveedor o área de RP le pueden proveer de los conocimientos mínimos necesarios para enfrentarse a los micrófonos de los reporteros. Con un día que usted le dedique a este entrenamiento será más que suficiente. Una capacitación más a fondo, donde se realicen simulacros de entrevistas con periodistas poco amables, o incluso agresivos (que siempre hay), toma un poco más de tiempo, pero le puede resultar muy beneficiosa.

Existe también la modalidad para medios electrónicos, radio y televisión (que le puede tomar otra mañana entera), en la cual uno tiene que responder ante una cámara (para que usted vea cómo retrata y cómo reacciona ante las preguntas), por lo cual aquí habrá que considerar otros aspectos, como vestimenta apropiada, mensajes clave y respuestas cortas.

Lo primordial es que la Dirección General, de la mano con el área de RP, establezcan quiénes son los voceros autorizados de la firma, cuáles son los mensajes clave de la empresa, qué puede decir, que no puede comentar, etcétera.

Recuerde que si su empresa mantiene un buen vínculo con los medios de comunicación, podrá utilizarlos a su favor, sobre todo para compartir información, posicionarse en el mercado y dar mensajes clave de la organización, pero para ello, claro está, antes debe saber cómo tratar con ellos.

Cuando un medio de comunicación establece contacto con su empresa, por lo regular es para solicitar datos duros, o bien, una entrevista con algún vocero de la empresa que abunde sobre ciertos temas.

Su área o agencia de RP se encargará de compartirle el perfil del medio y del periodista en cuestión, además de cierta información útil, como fecha de cierre de la edición, tiempo necesario para realizar la entrevista y fecha estimada de la publicación.

El periodista, por su parte, le hará llegar su cuestionario o lista de temas a tratar durante la entrevista. Con esta información, usted podrá prepararse mejor para el encuentro con la prensa, con los datos duros necesarios y los mensajes clave correspondientes.

Después de la entrevista, si no ha tenido contacto con los medios de comunicación, es probable que usted se sienta tentado a pedir el texto “antes de que se publique”. Sin embargo, esto no es aconsejable, sobre todo porque muchos medios tienen la política editorial de no dar sus textos a revisión, así que mejor evítelo.

Por su labor diaria, el periodista querrá dejar las puertas abiertas de su empresa para futuras solicitudes de información. A la vez, usted también necesitará tener exposición continua y contar con un excelente vínculo con los medios en general. Al final, se habrá establecido una relación ganar-ganar entre todas las partes.

Objetivos del entrenamiento en medios:

  • Conocer cuáles son y qué requieren los medios de comunicación.
  • Aprender a controlar el proceso de una entrevista periodística.
  • Comunicar los mensajes clave de su organización.
  • Aprovechar los contactos con los medios de comunicación.
  • Perder el miedo a los micrófonos y/o cámaras.
  • Desarrollar una habilidad que le beneficiará a usted y a su empresa.