¿En que se parece un director de marketing a un deportista?

Los valores que rigen el comportamiento de ambos son iguales: liderazgo, trabajo en equipo, esfuerzo, sacrificio, tenacidad, disciplina y superar derrotas.

En un área de mercadotecnia, existen objetivos como lo puede ser llegar a un nivel de ventas determinado, lograr ciertos puntos de participación de mercado, incrementar los niveles de recordación de marca, entre otros. Un deportista individual tiene metas como puede hacer un tiempo determinado en su prueba, ascender lugares en un ranking competitivo, clasificar para una prueba final, etc. No forzosamente hablo de un deportista profesional, esto aplica también para un deportista recreativo que busca mejorar su tiempo en un maratón, o mejor su posición final en un triatlón, etc.

CMO - 1
¡Estrategia!
Así como en un negocio, el deportista debe aclarar conceptos mercadológicos o estratégicos que lo llevarán al éxito. El primero, es el posicionamiento, ¿qué tipo de deportista soy?, soy aguerrido, más de esfuerzo, con talento, veloz, fuerte… el atributo que sea, pero debemos ser conscientes de nuestras capacidades y nuestras debilidades.

Después definir cuál es la diferencia que nos permite tener ese posicionamiento. El nadador Michael Phelps, se diferencia de los demás competidores por su gran técnica corporal, habilidades de movimiento y tamaño de extremidades, sobre eso trabaja su entrenamiento para mantener ese liderazgo en las pruebas de velocidad. Así un director de mercadotecnia debe saber claramente por qué su producto o servicio es diferente y trabajar en mantener esos elementos que lo hacen distinto: sabor, calidad de servicio, distribución, funcionamiento de producto, etc.

Segmentación, es básicamente identificar dónde estas fortalezas como deportista toman más valor y nos pueden ayudar a mejorar la posición del ranking o hasta subirnos al podio. Es decir, soy un corredor rápido y explosivo, enfocarme a pruebas de velocidad como 100 o 200 metros corriendo, hacer triatlón sprint en lugar de triatlón completo, pruebas de contrarreloj en bicicleta en lugar de las de larga distancia. Asi un producto debe enfocarse al mercado donde sus diferencias sean más relevantes y el cliente esté dispuesto a gastar y comprarlo.

Luego viene la implementación de la estrategia, donde en mercadotecnia es vender, es comunicar, es hacer publicidad, es hacer promociones. Para esto el director de mercadotecnia tiene que delegar la ejecución en manos del que sabe. La publicidad en expertos en comunicación, las ventas en ejecutores comerciales de experiencia, la promoción en creativos y a todos ellos llevarlos sobre el eje rector de la estrategia: el posicionamiento, la diferenciación y congruente con el mercado en el que estamos.

Así también el deportista debe acercarse al entrenador que esté capacitado, puede ser que nos prepare para un 10 K, o para un triatlón, pero que sepa cómo hacerlo. Contar con un nutriólogo que lo oriente, con un masajista que nos ayuda a evitar lesiones, con un sicólogo deportivo, etc. Si queremos como deportistas o como directores hacer todo nosotros o dejar esas responsabilidades en manos de inexpertos, no lograremos la meta.

CMO - 2
Valores comunes
El día a día debe estar regido por valores personales que el deporte nos ayuda a desarrollar: liderazgo, planeación, trabajo en equipo, esfuerzo, sacrificio, tenacidad, disciplina y superar derrotas. Pueden pensar en cualquier analogía entre deporte y negocio, verán que funciona. Una cita de ventas no se da con la primer llamada, el bajar el tiempo en un deporte lleva tiempo. Hacer una campaña publicitaria sin planeación, es igual de desastroso que hacer 10 km sin haber entrenado. Corregir tus estrategias de marketing, es tan válido como modificar tu técnica de entrenamiento para mejor la velocidad.

Finalmente es un cúmulo de similitudes en el mundo del deporte y de los negocios. Partiendo de estos conceptos que les comparto, yo soy un convencido que un deportista exitoso tiene grandes posibilidades de ser un gran directivo de empresa, de marketing o comercial. No hay magia, es resultado de saber nuestras fuerzas, debilidades, de trabar con disciplina, tenacidad, esfuerzo y con una meta en la cabeza.

Dieter Holtz Wedde es Presidente y Director General de Laureate Education México, grupo que maneja UVM y UNITEC. En su juventud fue un nadador de alto rendimiento compitiendo por México en pruebas internacionales. Luis Alvarez, dirige una empresa exitosa de auto partes y es el único ser humano que ha hecho todos los triatlones Ironman que han existido.

El ex futbolista de los Pumas y de la selección nacional, Israel López, hoy es responsable de mercadotecnia en la marca estadounidense de ropa deportiva Under Armour. Eric Mergenthaler, ex CEO en México del grupo global de comunicación Havas, fue campeón mundial en vela además de competir en juegos olímpicos.

Así podemos mencionar muchos ejemplos de deportistas que son grandes ejecutivos, y grandes ejecutivos que empiezan a participar en deportes recreativos como running, triatlón, natación, etc y que son altamente competitivos. No es magia, simplemente en ambas actividades se comparten los valores y la estrategia.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299