¿En qué consiste el “call to action”?

Internacional.- Seguro que más de una vez has escuchado hablar del término “call to action” (CTA). Para que puedas saber todo sobre este concepto; a continuación, te ofrecemos una descripción así como algunas claves para hacer el “call to action” perfecto.

Notas relacionadas:

Algunos consejos para crear call to action eficientes

Claves para conseguir un eficaz call to action

¿Cómo lograr conversión sin un sitio web?

Básicamente, se podría definir el “call to action” como una llamada a la acción. El CTA es un botón o enlace situado en una web cuyo objetivo único es atraer clientes potenciales y convertirles en clientes finales, sobre todo, a través de un formulario en una landing page o página de destino.

Es decir, un “call to action” vendría a ser el vínculo entre el contenido regular que el usuario consume y una landing page con una oferta más interesante para dicho usuario. El contenido es totalmente relevante y sirve para persuadirle para completar el formulario.

Con todo ello, lo que queda claro es que el CTA es un elemento más que imprescindible cuando lo que se busca es hacer que el usuario conecte contigo. Así que, para que este “call to action” sea totalmente perfecto; a continuación, te mostramos algunas claves para que hagas un “call to action” de éxito. Estas claves son las siguientes:

1.- Crea un buen diseño: debe mantener una coherencia visual con el resto de web, para que así sea totalmente reconocible.

2.- Utilizar números: y es que los números muestran al usuario qué es lo que va a conseguir.

3.- Escoger a un buen copy: ni el diseño debe imperar por encima del copy ni viceversa.

4.- Focalizar a quién te diriges: lo mejor es segmentar y cuanto más segmentes, más efectividad tendrá tu CTA y, por lo tanto, conseguirás una mayor atracción, y esto se traduce en una mayor conversión.

5.- Elegir la ubicación perfecta: de esta forma, lo que debes hacer es poner el “call to action” en el lugar al que v an los ojos del usuario, para así llamar su atención. Los mejores lugares son: arriba a la izquierda, al terminar un artículo o arriba en la parte central de la web, por ejemplo.

Fuente: 40defiebre.com