En la “black list” de Donald Trump, Huawei fue sólo el comienzo

Estados Unidos incluyó a Hikvision en la lista negra de las empresas con las que las compañías estadounidenses no pueden negociar. Es la mayor fabricante de equipos de vigilancia. Se especializa en identificación facial.

Imagen: SenseTime.com
  • A la lista negra para comerciar se suma la china Hikvision 

  • Se trata de la mayor compañía del mundo dedicada a la videovigilancia

  • La guerra comercial entre las mayores potencias comerciales no parece tener un final cercano

En mayo pasado, en Merca2.0 explicábamos que el gobierno de los Estados Unidos estaba analizando la posibilidad de determinar sanciones similares a las impuestas para Huawei a una compañía clave para China: Hikvision.

Era un paso clave si el temor estadounidense es la seguridad. Hikvision, que tiene un valor de mercado de más de US$ 40.000 millones, y es el mayor fabricante de equipos de videovigilancia del mundo.

Sus productos se utilizan en lugares públicos en todas las grandes ciudades chinas. Tiene sede en Hangzhou y vende productos de circuito cerrado de televisión, cámaras térmicas y de tráfico, y drones.

Buena parte de esos productos integran componentes que son fabricados por compañías tecnológicas estadounidenses.

Aquellas presunciones se cumplieron. “Este lunes, el Departamento de Comercio de Estados Unidos agregará 28 empresas y oficinas de seguridad pública chinas, incluida la de videovigilancia Hikvision, a la black list comercial”, publicó Reuters.

Se sumarán la Oficina de Seguridad Pública del Gobierno Popular de la Región Autónoma de Xinjiang Uighur, 19 agencias y ocho empresas comerciales, incluida Zhejiang Dahua Technology, Iflytek Co, Xiamen Meiya Pico Information Co y Yixin Science & Technology Co, dice la agencia de noticias.

Entre los argumentos, el Departamento de Comercio cita supuestos abusos a los derechos humanos de China y el uso de vigilancia de alta tecnología contra su minoría musulmana.

Ser parte de la black list prohíbe a las compañías u otras entidades comprar piezas y componentes de empresas estadounidenses sin la aprobación del gobierno de los Estados Unidos.

china
Downtown de Shanghai. Toda China está ampliamente vigilada por videocámaras.

Hikvision no tiene un gran mercado en los Estados Unidos. No está allí el problema para la firma China que sólo comercializa en el país de Donald Trump el 10% de sus componentes.

La complicación es otra: el hecho de que la sumen a la lista negra podría hacer que otros países se plieguen, especialmente los europeos, Japón y Australia, donde sí tiene buenos negocios.

Si bien la “lista negra” existe desde hace tiempo, todo se agravó cuando el 18 de mayo de 2019 el gobierno de Trump sumó a Huawei Technologies, prohibiendo a las empresas estadounidenses hacer negocios con el mayor fabricante mundial de equipos de redes de telecomunicaciones y el segundo vendedor de smartphones del mundo.

Estados Unidos acusa a Huawei de actividades “peligrosas para la seguridad nacional”, algo que la compañía china niega.


loading...