Razones por las que tus campañas de email marketing están yendo a la bandeja de spam 

Razones por las que tus campañas de email marketing están yendo a la bandeja de spam 

El email marketing puede ser un recurso altamente efectivo para las empresas, de hecho se dice que tiene un mejor retorno de inversión que otras prácticas, como el trabajo con las redes sociales. No obstante, la obtención de resultados es algo que se puede ver limitado. Más allá del hecho de que es mucha la competencia −según cifras de Oberlo, diario se envían más de 269 mil millones de correos electrónicos− existen prácticas que pueden llevar a que todas las campañas se vayan a la bandeja de spam de los usuarios. Para atender este punto, en esta ocasión te compartimos las principales razones por las que tus correos pueden estar llegando a este apartado.

¿Por qué tus campañas de email marketing llegan a la bandeja de spam?

De acuerdo con la firma especializada OptinMonster, existen al menos 11 razones por las que las campañas de email marketing de una marca o empresa se van directamente a la bandeja de spam, estas son:

  • No existe un permiso para enviar correos

Como regla número uno para desarrollar el email marketing, y evitar que la campañas vayan directamente a la bandeja de spam del receptor, está el contar con autorización de las personas para enviarles tus campañas. Para las compañías, el enviar mensajes sin autorización incluso puede ser penado por la ley en algunos países.

Lo mejor que se puede hacer para evitar caer en este error consiste en establecer un formulario de Opt In, en espacios como el sitio web, para que las personas den su consentimiento y se suscriban a la lista de correos electrónicos de la empresa.

  • La dirección IP fue usada para hacer spam

Incluso si tu propia empresa o tú mismo una has enviado correos no deseados, puede que tus mensajes hayan sido marcados como spam si tu dirección IP ha sido usada por alguien más para poner en marcha esta práctica y por ello ahora todo gran parte de lo que envías llega a la bandeja de spam.

Este escenario se puede dar, pro ejemplo, si envías campañas a través de una servicio de email marketing, aquí tus correos se entregan a través de sus servidores, y por lo tanto, si  otro cliente envía correos no deseados, puede que se vea afectada la capacidad de entrega de tu compañía.

Para evitar este problema es importante recurrir a un proveedor de servicios de correo electrónico que sea de confianza.

  • Tienes una tasa de engagement muy baja

Si estás llegando a la bandeja de spam también es posible que el engagement tenga algo que ver. Diversos proveedores de correo electrónico destacan que observan la cantidad de emails abiertos y eliminados sin que se hayan abierto, y este es un elemento que consideran como un factor en sus decisiones sobre el filtrado de los correos no deseados.

Con lo anterior se puede entender que si tienes una tasa de apertura baja o una tasa de lectura al mismo nivel, hay más probabilidades de que tus campañas sean marcadas como spam.

Para tratar este problema puedes trabajar con el horario en que mandas las campañas, las líneas de asunto o la segmentación.

  • Los suscriptores de tu lista no te recuerdan

Según lo detalla Optin Monster, la segunda razón más común por la que los emails nunca llegan al buzón de entrada son las quejas por spam. Cada vez que un suscriptor reporta un correo como spam, el buzón registra la queja, y una vez que esas quejas superan cierta cifra, todas las campañas futuras omiten la bandeja de entrada y se van directamente a la bandeja de spam.

Detrás de todo esto destaca el hecho de que las personas marcan o reportan como spam un correo pues no recuerdan a la empresa, aunque te hayan dado permiso de enviarles correos, no recuerdan haberlo hecho, por ello, creen que se trata de correos no deseados.

Para evitar este problema, una buena forma de trabajar es colocando el logo de la compañía de forma prominente y ser consistente con las campañas.

  • Tienes un bajo uso de buzones

Como quinto error que provoca llegar directamente a la bandeja de spam, está el bajo uso de los buzones.

Este error se produce porque los algoritmos para filtrar el spam consideran la tasa de cuentas de correo electrónico activas e inactivas dentro de tus listas de suscriptores. Una cuenta inactiva es una cuenta que no ha sido usada en mucho tiempo o que rara vez se usa. Si estás enviando campañas a un gran número de emails que parecen abandonados esto provocará que tus campañas sean marcadas como spam.

La mejor forma de solucionar este problema es limpiando regularmente las listas de correos electrónicos.

  • La línea de asunto de tus campañas es engañosa

Nuevamente debes saber que en algunos países es ilegal engañar intencionalmente a alguien con la línea de asunto de un correo electrónico para que vea un mensaje.

Además, debes saber que muchos (50 por ciento, según una encuesta de la firma de Litmus and Fluent) usuarios se han sentido engañados para abrir un email promocional debido a una línea de ausento engañosa y por ello se deben evitar para no caer directamente en la bandeja de entrada.

Algunos ejemplos de este tipo de líneas pueden ser textos como: “Urgente” o “Gracias por tu pedido”.

  • La información del emisor es poco precisa

Tus correos también pueden estar llegando a la bandeja de spam si estás engañando a las personas con el texto que aparece en la parte del emisor, y esto también puede ser contra la ley en algunos países (como en Estados Unidos).

Si haces que tus correos parezca que fueron enviados por alguien más, estás cayendo en una mala práctica que no generará resultados positivos.

Un mejor camino a seguir es colocar un nombre que las personas pueden recordar y que no se cambie muy seguido.

  • No incluiste la opción para darse de baja

Si tus campañas de email marketing no tienen la opción para que las personas se puedan dar de baja de las mismas, es posible que con el tiempo fastidies a las personas y estas terminen marcando tus mensajes como spam.

No importa que tan importantes o valiosas crees que sean tus campañas, si no aportas una forma de “escape”, los resultados empeorarán con el paso del tiempo al tiempo que incrementarán las quejas por spam.

  • Utilizaste palabras que son identificadas como spam

Finalmente, si estás llegando solo a la bandeja de correos no deseados, puede que esto se deba a que tus campañas contienen palabras que son identificadas como spam.

En el escenario del email marketing existen conceptos que son penalizados, algunos de ellos son: Gratis, regalo, mejor precio, compra directo, gana dinero, sorprendente, urgente, llama ahora o acceso instantáneo.