Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Elon Musk insiste en impuesto al carbono: Estas marcas perderían y estas ganarían

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
  • Las regulaciones ambientales que se avecinan en Estados Unidos podría dejar atrás a varios competidores de Tesla. 
  • Elon Musk tiene el viento al favor con un gobierno que quiere reducir 50 por ciento las emisiones de carbono de aquí a 2030 y un electorado que está de acuerdo con un impuesto al carbono. 

Elon Musk sabe que el viento juega a su favor y volvió a insistir en la necesidad de aprobar un impuesto a la emisión de carbono en Estados Unidos. Tesla, una de las principales empresas del multimillonario se beneficiaría enormemente de una determinación así. Mientras que varias marcas se verían en aprietos mayores a los que ya han sufrido debido a su atraso hacia la electrificación de sus productos o la sustentabilidad de sus procesos.

Un impuesto al carbono (una tasa sobre las emisiones de CO2 para las empresas) supondría para algunas marcas, sectores e industrias un costo que tal vez no estén listas para asumir. Sin embargo, al mismo tiempo, su oposición abierta a un proyecto así también redundaría en un descrédito para su reputación. Y es que, de acuerdo con una encuesta realizada por la Universidad de Yale el año pasado, como parte de su Programa para el Cambio Climático, el 68 por ciento de los encuestados dijo estar de acuerdo en que las empresas emisoras de carbono y sustentadas en combustibles fósiles paguen un impuesto neutral al carbono y que el dinero recaudado se utilice para reducir otros impuestos en las ciudades. Tanto simpatizantes del partido demócrata, como del republicano se mostraron, en su mayoría, de acuerdo.

De este modo, Elon Musk se está poniendo, a sí mismo y a Tesla, del lado de los “buenos” a ojos de los electores, es decir, de los consumidores; sean demócratas o republicanos. Y el marketing de las marcas, sobre todo en Estados Unidos, se verá cada vez más alineada a la tendencia de defender las causa climáticas. Se trata de un escenario distinto al que predominó durante lo largos cuatro años de gobierno d Donald Trump.

Esto no es menor, puesto que las preferencias de los electores, al ser tan unánimes, podrían guiar los objetivos de las decisiones políticas del actual presidente de Estados Unidos, Joe Biden. Más aún si busca la reelección. De hecho, el cambio climático es un eje central en su plan económico. En la pasada cumbre ambiental, Biden prometió al mundo que Estados Unidos reduciría sus emisiones de carbono al 50 por ciento, con respecto a los niveles d 2005. Una tarea ambiciosa si se toma en cuenta que EU es el segundo país con más emisiones contaminantes, tan solo después de China.

En este sentido, las marcas de empresas petroleras como British Petroleum, Exxon Mobil, Chevron, entre otras, estarían en una posición delicada política y mercantilmente hablando, pues recordemos que estas corporaciones han sido fuerte soporte del Partido Republicano, históricamente. De hecho, durante el segundo periodo de Barak Obama, estas grandes empresas comenzaron a incorporar estrategias de precios de carbono para sus inversiones de largo plazo.

El momento Biden puede ser el momento Tesla y puede serlo también de cualquier marca que, en los hechos o en la publicidad, esté de acuerdo con las preferencias de los estadounidenses. Por eso Elon Musk aprovechó la atención sobre los resultados de Tesla en el primer trimestre del año para decir: “es solamente sentido común” o “cualquier economista está de acuerdo” y “lo mismo pasa con los cigarros y el alcohol”, dando a entender que poner impuestos es la mejor forma para que la gente deje de fumar o se alimente mejor.

Por su parte, el impuesto al carbono no se ve muy lejos, pues John Kerry, enviado especial de Biden para el Cambio Climático, indicó recientemente que el presidente de Estados Unidos “no ha decidido ni hecho un anuncio al respecto (del impuesto al carbono), pero todos sabemos que uno de los más formas efectivas de reducir las emisiones es poner precio al carbono”.

Tesla ya se beneficia de regulaciones

El interés de Elon Musk por la implementación del gravamen sobre las emisiones no es nuevo y tiene un interés económico. Ya hace dos años, la alianza Fiat-Chrysler pagó cerca de 2 mil millones de euros a Tesla, para incluir en su flota una gran cantidad de autos eléctricos fabricados por la empresa de Musk. Fiat-Chrysler se vio obligada a realizar esta jugada para evitar una multa multimillonaria de parte de las autoridades europeas por no cumplir con los objetivos de emisiones por cada vehículo.

Es decir, un escenario de mayor regulación en términos de contaminación ambiental le supone miles de millones de dólares en ganancia, aparecer como la marca buena de la película frente al gobierno y frente a los consumidores y una ventaja de mercado frente a los competidores que no reconviertan sus flotas hacia la electrificación.

Solamente dos competidores para 2025

Y es que Tesla lidera, por mucho, el mercado de unidades eléctricas. En Europa, durante 2019, su modelo Tesla Model 3 vendió 17 mil 500 unidades, más que la suma de todos sus competidores directos: Renault Zoe, Nissan Leaf, BMW i3 y Volkswagen e-Golf.

Y en 2020 le fue aún mejor, pues las ventas globales de Tesla fueron del 499 mil 550 automóviles, frente a los 220 mil 220 coches eléctricos del grupo Volkswagen. Lo que significa más del doble de su más directo competidor.

De acuerdo con un análisis reciente del banco suizo, UBS, en 2025, el mercado de autos eléctricos será dominado por dos marcas: Tesla y Volkswagen. Y proyectan que, en 2022, cada marca entregue 1.2 millones de vehículos eléctricos. El estudio recalca que VW tiene la ventaja de poseer una gran reputación entre los consumidores, además de marcas de lujo muy bien posicionadas. Pero Tesla le ganará por sus innovaciones tecnológicas.

 

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados