appe card
Imagen: Apple
  • Apple es una de las empresas líderes en el segmento de smartphones de alta gama, por lo que está obligada a mantener en crecimiento su base de usuarios.

  • Hay un estimado de Newzoo en donde la plataforma advierte que el número de usuarios de smartphones a nivel mundial, alcanzará los tres mil 300 millones durante este 2019.

  • El ecosistema de marca es algo en lo que Apple es especialista y la excelente venta de sus wearables son la mejor prueba de ello.

Apple tiene un punto fuerte y un punto débil, siendo este último la alta migración de usuarios de sus iPhones, por dispositivos con sistema operativo Android.

En días pasados Apple formalizó el lanzamiento de una tarjeta de crédito sobre la que han surgido dudas y cuestionamientos técnicos, sin embargo, lo que ahora es importante acotar es que se trata de una estrategia de la marca por fidelizar aún más a sus usuarios de iPhone.

La tarjeta opera a través de un iPhone mediante el cual se logra tener un control absoluto del metal, para ampliar los servicios financieros.

Apple quiere desafiar su fracaso

En julio pasado dimos a conocer que Apple tenía un serio problema de migración de usuarios de iPhone, luego de que un reporte de Bank My Cell revelara que el 18 por ciento de sus usuarios migró a dispositivos con sistema operativo Android.

Ante este tipo de escenarios negativos que enfrenta la marca, la apuesta por ofrecer una tarjeta de crédito que solo puede ser usada con un iPhone se convierte en la última genialidad, con que Apple mantiene relevante su ecosistema de marca.

La tarjeta funciona únicamente a través de un iPhone, por lo que si se pierde este dispositivo y necesitas seguir pagando tu tarjeta, tienes que llamar a un centro de atención de Apple, que te vincula con un representante de Goldman Sachs, con quien llevas a cabo el trámite para el pago correspondiente.

Una tarjeta de crédito realmente es una idea virtuosa con la que Apple mantiene su ecosistema relevante y ya ha demostrado su capacidad de vivir de su universo de productos.

Los resultados del último reporte trimestral de Apple advirtieron que mientras las ventas de su iPhone se contrajeron, las de sus wearables habían registrado un incremento sumamente positivo.