x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

El problema de Apple y Google con Fortnite revela el futuro que podrían tener las tiendas de aplicaciones

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

En días recientes inició una batalla interesante entre Fortnite, uno de los videojuegos más populares del momento (posiblemente el más popular) y las tiendas de aplicaciones de los dos sistemas operativos para smartphones con mayor participación en la actualidad, la App Store de Apple y la Play Store de Google. El problema surgió pues Fortnite, perteneciente a la firma Epic Games, implementó un sistema de pagos directos dentro de su videojuego para evitar las comisiones (equivalentes al 30 por ciento) que ambas plataformas cobran por las compras que se generan dentro de las apps de los desarrolladores. Esto es entendido como una violación a las políticas de Apple y Google, por lo que inmediatamente tomaron represalias quitando el videojuego de sus respectivos espacios. A ello, la respuesta de Fortnite fue un una campaña publicitaria abanderada con el hashtag #FreeFortnite y una demanda de Epic Games contra Apple (y posiblemente contra Google también, aunque al momento de la publicación de esta nota no hay información al respecto).

La historia se repite…

No obstante, el problema no resulta nuevo, de hecho, es uno que se repite pues en años anteriores otras apps populares, y no tan populares, han tenido problemas con Apple y Google por buscar implementar los pagos directos en sus proyectos saltándose las comisiones de las tiendas de aplicaciones, ya que consideran que lo que hacen estas gigantes tecnológicas puede ser anticompetitivo y abusivo puesto que limita los recursos que se pueden generar y es muy arbitraria la forma en que se define quiénes pagan y quiénes no. Por ejemplo, en su momento Spotify se quejó ante la Unión Europea de que era anticompetitivo por parte de Apple imponer este impuesto mientras la firma de la manzana opera aplicaciones con las que entra en competencia directa, como Apple Music.

Otra firma que también decidió saltarse las comisiones de las tiendas de aplicaciones fue Tinder; en 2019 implementó un sistema dentro de su aplicación para Android (Google) para que los usuarios pudieran meter los datos de sus tarjetas de crédito directamente en los sistemas de Tinder, aunque parece que logró salirse con la suya. Como estas dos, muchas más han buscado integrar sus métodos para que Apple o Google no se queden con parte de sus ganancias, de hecho, en semanas anteriores Apple enfrentó la insurrección de diversos desarrolladores tras reportarse otro caso similar contra su llamado “Apple tax”, de acuerdo con Business Insider, varias quejas se generaron, aunque una de las críticas más interesantes, y que deja ver el problema, fue la emitida por Match Group, la firma detrás de Tinder, de acuerdo con el medio, la empresa declaró que:

Apple es un socio, pero también una plataforma dominante cuyas acciones obligan a la gran mayoría de los consumidores a pagar más por aplicaciones de terceros que Apple define arbitrariamente como ‘servicios digitales’. Apple exprime industrias como libros electrónicos, streaming de música y videos, almacenamiento en la nube, juegos y online dating para quedarse el 30 por ciento de sus ingresos, lo cual es más alarmante cuando Apple ingresa a ese espacio, como hemos visto repetidamente”.

Somos muy conscientes de su poder sobre nosotros. Afirman que estamos pidiendo un ‘viaje gratis’ cuando la realidad es que los servicios digitales son la única categoría de apps que tienen que pagar las tarifas de la App Store. La mayoría de las aplicaciones, incluidos los gigantes de Internet que conectan a las personas (apps de viajes compartidos / conciertos), o que monetizan mediante la venta de publicidad (redes sociales), nunca han estado sujetas a los sistemas de pago y tarifas de Apple, y esto no es correcto”.

Ante ello, la respuesta de Apple fue precisamente señalar que se trataba de quejas infundadas por parte de un puñado de empresas que simplemente quieren un “viaje gratis” y no quieren seguir las mismas reglas que todos los demás desarrolladores pero quieren que sus apps estén en su tienda.

Todos estos casos dejan ver que la relación de las tiendas de aplicaciones con los desarrolladores no funciona y por ello, surge la intriga con lo que podría suceder a raíz de este nuevo problema notorio con Fortnite.

Lo que está en juego

Por supuesto, el que se deje de trabajar con este modelo de negocio es algo que no conviene a las tiendas de aplicaciones particularmente, basta con dar un vistazo al gráfico de abajo para notar la cantidad de recursos que están en juego…

Ingresos de las tiendas de aplicaciones
Imagen: Statista

Como se observa en la imagen, solo este año se espera que el gasto en aplicaciones por parte de los usuarios, tanto en la App Store como en la Play Store, llegue a los 100 mil millones de dólares a nivel global. Tan solo en el primer semestre de este año la cifra recaudada se situó en 50.1 mil millones. Es decir, para las firmas que albergan las aplicaciones implicaría despedirse de un 30 por ciento de esos ingresos si se pierden las comisiones.

Una solución viable al problema podría ser un reajuste de las tarifas que tienen las tiendas de aplicaciones, ya en su momento (2016) habían bajado a 15 por ciento en ambas plataformas, sin embargo estas fueron condicionadas por lo que el estándar siguió siendo del 30 por ciento.

Sin embargo, y para “mala suerte” de Google y Apple, existe otra opción. Otro de los caminos que podrían seguir los desarrolladores es el ya trazado por otras firmas para evitar este problema, tal es el caso de nada más y nada menos que Netflix.

¿Netflix es un ejemplo a seguir para las apps?

Se estima que la última cantidad que Netflix le aportó a Apple fueron 256 millones de dólares de los 853 millones que generó en 2018, esto pues ese mismo año el servicio de streaming eliminó la capacidad de registrarse y suscribirse al servicio dentro de su aplicación para iOS en todos los mercados a nivel global, es decir, las personas pueden descargar la app y usarla, pero ya deben tener una cuenta y/o pagar por su registro desde el sitio web. El cambio significó que Apple se comenzó a perderse de cientos de millones en ingresos desde la App Store por año de la que en su momento fuera la app que más ingresos le aportaba, dinero que de otro modo habría recibido a través de su impuesto estándar para las transacciones dentro de la aplicación y que ahora pertenece en su totalidad a Netflix.

Para los desarrolladores existe esa posibilidad de llevar a otro espacio las compras para sus apps con lo que podrían quedarse con la totalidad de los ingresos que generan. Sin embargo, es posible que no todos tengan la capacidad de adoptar el trabajo Apple y Google gestionan por ellos, como la protección de datos, serían posiblemente solo las grandes firmas las que podrían hacer el cambio siguiendo los pasos de Netflix, mientras que los desarrolladores no tendrían más opción que apegarse a las condiciones que les impongan.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados

clientes

Características de los nuevos clientes postpandemia

La comodidad de comprar desde el hogar sin tener que aglomerarse en las plazas comerciales, están haciendo que el cliente prefiera los formatos en línea, por lo tanto el retail y un grupo numeroso de marcas tendrán que transformar sus estrategias a este escenario digital.