El problema con los anuncios de comida durante las transmisiones deportivas, la mayoría de ellos son chatarra

Según un estudio de la Universidad de Nueva York, el 76 por ciento de los patrocinios oficiales de comida durante las transmisiones deporitvas fueron consideradas como poco saludables, mientras que el 52 por ciento de los auspiciantes de bebidas no alcohólicas son bebidas azucaradas

Familia viendo TV
Imagen de Bigstock

A primera vista, el hecho de fomentar de que los menores de edad estén al pendiente de al pendiente de las transmisiones deportivas, podría parecer una excelente forma de que sean más activos, ya que a través de los deportistas, los niños se inspirarían a tener estilos de vida más saludables.

Sin embargo, un reciente estudio elaborado por científicos de la escuela de medicina de Nueva York, divulgado por diversos medios de comunicación en Estados Unidos, indicó que la mayor parte del marketing de alimentos y bebidas asociados con las transmisiones deportivas, pudiera generar el efecto contrario, ya que los principales anuncios son principalmente comida chatarra y bebidas azucaradas.

De acuerdo con el informe, un 76 por ciento de todos los patrocinios oficiales de alimentos durante dichas transmisiones fueron consideradas como poco saludables, mientras que el 52 por ciento de los auspiciantes de bebidas no alcohólicas durante estos eventos son bebidas endulzadas con azúcar.

Asimismo, dentro del estudio también se detectó que la industria de alimentos y bebidas es la segunda después de la automotriz, en lo que respecta al número de patrocinios deportivos, que representan el 18.8 por ciento de los comerciales oficiales.

“Estados Unidos está en medio de una epidemia de obesidad infantil y adolescente, y estos hallazgos sugieren que las organizaciones deportivas y muchos de sus patrocinadores contribuyen, directa e indirectamente a ello” aseguró Marie Bragg, profesora asistente de Salud de la Población de la Universidad de Nueva York.

Mediante un comunicado agregó, “Las organizaciones deportivas deben desarrollar estrategias de marketing más conscientes de la salud que estén alineadas con las recomendaciones de las asociaciones médicas nacionales”.

Dentro de las conclusiones a las que llegó el informe luego de observar las 10 organizaciones deportivas con el mayor número de espectadores en un rango de edad de entre 2 a 17 años. A los productos de los patrocinadores de alimentos se les asignó una puntuación basada en el modelo de perfil de nutrientes, una escala de 100 puntos que considera que los alimentos con puntaje superior a 64 son “saludables”.

De igual forma se destacó que este informe no dio paso a determinar explícitamente sí estos patrocinios realmente generaron algún impacto en los hábitos alimenticios; sin embargo, si este tipo de anunciantes no incrementa las ventas, claramente las empresas no invertirían en estas disciplinas ni en los productos que destacan.