¿El mayor rival de Starbucks es una compañía sólida o un invento más del marketing?

Luckin Coffee abre hasta ocho puntos de venta por día en China. La estrategia de mercadotecnia de la mayor amenaza de Starbucks.

  • Luckin Coffee avanza en China y busca superar a Starbucks

  • La pelea promete ser una de las grandes batallas de la década

  • Todo depende de los chinos y su creciente gusto por el café

La cadena de cafeterías de origen chino Luckin Coffee pretende ser la mayor amenaza para Starbucks.

Sin embargo, ¿es realmente un rival de peso para el gigante del segmento? ¿O, como muchos creen, su éxito depende de demasiados factores externos que en el mediano plazo no podrá controlar?

Luckin Coffee apuesta a dos ideas.

  • Primero, busca conseguir que su modelo de negocio minorista impulsado por la tecnología pueda proporcionar lo que los clientes están buscando.
  • Y, segundo, que los consumidores chinos compren más y más café.

El tema es que en los últimos meses, Luckin Coffee mostró dos caras financieras.

Una, la de mediados de 2019, cuando la compañía que cotiza en Nasdaq recaudó más de US$ 500 millones con una valoración de más de US$ 4 mil millones.

Con ese financiamiento adoptó una estrategia agresiva de crecimiento, publicó Fortune.

En efecto, fundada en 2017, ya ha abierto más de 3.600 puntos de venta en China, un ritmo que según la compañía lo pondrá en camino para eventualmente superar las 4.100 tiendas de Starbucks.

La otra cara se vio cuando, casi de inmediato, las acciones de la compañía cayeron bruscamente en medio de la preocupación de que su crecimiento haya dependido de una mezcla de gasto excesivo en campañas de marketing y café con descuento.

Para algunos, los resultados del tercer trimestre fiscal del año pasado generan optimismo. Sin embargo, para los escépticos, las últimas ganancias no son necesariamente importantes en el contexto de las inversiones masivas y los costos de Luckin.

En sus números totales del tercer trimestre, la compañía reportó US$ 215 millones en ingresos netos, contra US$ 298 millones en gastos. De los cuales casi US$ 80 millones se fueron en marketing.

Bigstock

Estos creen que el altísimo gasto en marketing puede impulsar el crecimiento de una compañía durante al menos seis a 12 meses, pero no para siempre.

El desafío será construir una marca más allá de los descuentos ocasionales y el reconocimiento del nombre.

Luckin argumenta que es más una red de café que una cadena de cafeterías, confiando en la tecnología como la columna vertebral de su negocio.

Algunas tiendas Luckin, llamadas tiendas ‘elite’ o ‘relax’, funcionan como una cafetería común. Hay mostradores y espacios para sentarse y tomar tazas de café.

En las otras, son verdaderos puntos de recogida de cafés comprados por la app. Algunas de esas tiendas que están centradas en la entrega incluso están completamente cerradas al público.

Al lado de cada Starbucks, brota un Luckin en China. Imagen de WeChat.

Los clientes pueden pedir café a través de una aplicación, ver cómo se hace su producto en una transmisión en vivo y lo reciben en su puerta en un promedio de 18 minutos.

Starbucks por ahora no se preocupa. “En China, a pesar de la creciente competencia de Luckin Coffee y la preocupación por una desaceleración económica, Starbucks experimentó un crecimiento del 5%”, publica CNBC.

El crecimiento en el gigante de Asia se explica en que más clientes compraron más productos y gastaron más en las tiendas.

Además, el servicio de entrega a través de su asociación con Alibaba representó el 7% de las ventas durante el trimestre.

El éxito de Luckin éxito depende de que China se convierta en un país que bebe café.

El tema es que si bien café está presente en China desde fines del siglo 19, cuando un misionero francés comenzó a cultivar sus propias plantas, el consumo en el país nunca despegó de manera significativa.

Dos décadas después de que Starbucks abriera su primera tienda en China continental, los consumidores solo beben cinco tazas de café al año, en comparación con los Estados Unidos, cuya tasa anual es de 400 por persona.

El té sigue siendo la bebida preferida.

Sigue a @PabloPetovel

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299