El “mayor error” de Bill Gates puede ser una de las mayores enseñanzas del Marketing Moderno

Recientemente Bill Gates habló con Julia Hartz, la cofundadora y CEO de Eventbrite, en una charla reportada por TechCrunch. En dicha conversación, Bill habló sobre emprender una nueva plataforma de software, sobre trabajo duro y sobre lo que él considera “su mayor error”. Sus palabras fueron capturadas por muchos medios, ya que no es común que uno de los grandes líderes de la industria de tecnología acepte sus errores públicamente.

Aquí algunas de las palabras de Bill Gates para Julia Hartz:

“Tú sabes, en el mundo del mercado del software, particularmente en cuanto a las las plataformas, el ganador se queda con todo. El error más grande que he cometido es el fallo de gestión que hizo que Microsoft no sea lo que ahora es Android. Android es la plataforma móvil estándar que no es de Apple. Eso era algo que le correspondía por naturaleza a Microsoft”.

“Realmente, el ganador se queda con todo. Si tú estás allí con la mitad de las aplicaciones o con el 90% frente a tu competidor, estás en el camino a tu destrucción total. Hay espacio en el mercado para exactamente una plataforma no-Apple y ¿cuánto vale eso?, $400 mil millones de dólares que serían transferidos de la compañía “G” a la compañía “M” (refiriéndose a Google y a Microsoft, respectivamente).

“Me sorprende, que habiendo hecho uno de los mayores errores de todos los tiempos y que, aún habiendo leyes antimonopolio, nuestros otros activos, Windows y Office son muy fuertes. Así que, somos una compañía líder. Si hubiéramos ejecutado bien en eso, seríamos la compañía líder en ese segmento también, pero, en fin”, afirmó Gates. “Así que esta idea de que pequeñas diferencias se pueden magnificar, no existe para muchos negocios. Tú sabes, si eres una empresa de servicios, eso no existe, pero para las plataformas de software, es absolutamente gigante.”

Bill Gates sabe muy bien de lo que está hablando. En el mundo moderno y especialmente en tecnología, la noción de plataformas es clave para el surgimiento de muchas de las empresas “unicornio”, es decir empresas emergentes que han llegado a una valuación de más de mil millones de dólares. En una visión muy simple, una plataforma es algo sobre lo que se construyen miles de soluciones adicionales; en ese sentido, Microsoft Windows y Microsoft Office son algunas de las plataformas más exitosas de mundo.

La noción de plataforma no sólo se limita a las plataformas de software, ni tampoco a las plataformas tecnológicas. Hoy en día, podemos ver plataformas en diversas industrias, por ejemplo, WeWork tiene una plataforma de trabajo colaborativo disponible en muchos países. Mercado Libre es un marketplace que permite a muchas empresas establecer operaciones de comercio electrónico, sin preocuparse por crear sus propias tiendas. Uber y Airbnb crearon plataformas que permiten a las personas ganar dinero utilizando sus propios activos. Así podemos hablar de muchos otros ejemplos, basados o no en tecnología.

Las plataformas son creadas por empresas o por grupos de empresas o individuos que brindan soluciones a los desafíos del mundo moderno. Hay plataformas que han sido creadas con una mentalidad de código abierto como Wikipedia, o bien, consorcios de la industria que crearon estándares como WiFi, que nos permiten conectarnos en cualquier lugar. La plataforma por sí misma ya provee una o varias soluciones importantes, sin embargo, el verdadero poder de las plataformas, es cuando estas atraen a cientos o miles de empresas a desarrollar soluciones que extienden las plataformas y les agregan mayor valor. Quizá, un excelente ejemplo de esto, sea Facebook, que por sí sola es una red social muy exitosa, pero que, gracias a miles de desarrolladores de software, influenciadores, generadores de contenido y otros, se convierte en una gran plataforma tecnológica.

Una vez que se tiene una solución poderosa que es enriquecida por cientos o miles de terceros, se llega a tener algo que es prácticamente imposible de imitar. Para alguien que cree una nueva plataforma que pretenda competir con una establecida, las barreras de entrada son simplemente “gigantes” como dice Bill Gates. Es por eso, que como lo menciona uno de los grandes líderes de la industria de la tecnología: “estos son mercados en los que el ganador se lleva todo”.

Si tu empresa está trabajando en una solución a un problema relevante, el crearla como una plataforma, puede resultar en la construcción del siguiente unicornio. Tu empresa puede desarrollar una solución para el problema central y buscar cómo permitir a terceros construir soluciones adicionales, encima de esa plataforma. Lograr que terceros participen, puede ser a través de herramientas tecnológicas, con condiciones legales que les permita hacerlo sin riesgo de perder sus inversiones y con condiciones comerciales que den oportunidad a todos de hacer negocio de forma ordenada. De este modo, estarás logrando una creación que sume a otras empresas y que construya algo mucho más grande, valioso y extremamente difícil de imitar.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299