CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

El inventario y su impacto en la experiencia de compra

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Por Abraham Geifman
@ageifman

Alguna vez escuché a un sabio conferencista comentar que nunca conoció a una empresa de retail –venta al detalle– quebrada por falta de inventarios, pero si a varias por exceso de éstos.

La industria del comercio al detalle concentra su actividad y su diferenciador en la capacidad y talento para comprar mercancía y exhibirla en un punto de venta. En los últimos años varios de estos grandes detallistas detectaron que para obtener mejores precios de sus proveedores y dar una mejor experiencia a sus clientes había que actuar sobre la cadena de suministro. Y fue así como grandes compradores se convirtieron en operadores logísticos de la mercancía de sus proveedores.

El sector convenció a sus proveedores de entregar la mercancía en un solo centro de distribución o cruce de andén para que sea el mismo retailer quien opere la distribución secundaria hacia cada una de sus tiendas.

El esquema es sin duda más eficiente, pero obliga al detallista a ser más eficiente con su principal reto y activo que son los inventarios. Hoy en día lo que hace exitoso a un detallista es su capacidad de desplazar sus inventarios más rápido que su competencia, y al mejor precio posible.

Cuando yo era gerente de marca y hacía los famosos “storechecks” en la década de los 90’s, las tiendas de autoservicio manejaban mercancía en piso de venta o en zona de exhibición y contaban con un área de bodega en la trastienda, suficiente para cubrir faltantes o eventualidades. Hoy en día prácticamente todo el inventario en tiendas se exhibe para su venta, y cualquier falla en el suministro es responsabilidad del fabricante, lo cual hace aún más crítico el manejo del inventario y la exactitud de un forecast o pronóstico de la demanda.

Por si fuera poco el nuevo modelo de centros de distribución llamados “cross cock” o “cruce de andén” está diseñado para transferir mercancía de un proveedor a diferentes unidades de reparto, pero en tiempo real y sin pernoctar en el almacén. En pocas palabras, estamos en la era de los almacenes sin inventario.

Bajo este entendido la visibilidad que el negocio tenga sobre sus inventarios será crítico para la salud financiera del mismo. El mundo ideal para el sector se cumplirá con la ausencia de inventarios.

Pero nunca antes un retailer había compartido sus existencias a sus consumidores finales, hasta Nordstrom.

Nordstrom es una de las tiendas departamentales más importantes de los Estados Unidos, compite frontalmente con gigantes como Dillard’s o Macy’s. Frente a la difícil situación económica, aunado al entorno competitivo han tomado una decisión estratégica que sale de lo convencional y que vale la pena destacar en este espacio. Hoy es posible obtener en su sitio de internet información sobre sus inventarios en más de 115 tiendas, lo que facilita al consumidor la identificación de mercancía para una compra más sencilla. Aquí se rompe un paradigma importante, ya que normalmente el sector es muy celoso con su información sobre todo para no darle acceso a su competencia.

A pesar de lo inusual, el impacto en ventas para Nordstrom en los últimos once meses ha incrementado en 8 por ciento y han duplicado el porcentaje de compras entre usuarios que visitan su página web. Otro indicador interesante fue su incremento en la rotación de inventario, que creció de 4.84 meses en 2005 a 5.41 meses en 2009.

Sin embargo suena sencillo que un consumidor pueda consultar el inventario de 115 tiendas en tiempo real. ¿Cómo es esto posible?

Existen actualmente varios mecanismos de tecnología disponibles para lograr que esta información se dé en tiempo real. Una de ellas es una solución llamada MDM o Master Data Management, que ofrece una sola visión de los productos y de los clientes a través de toda una organización. Otra solución se llama Content Management, que permita ordenar y clasificar toda la información relacionada a un producto, como pueden ser fichas técnicas, fotografías, manuales, etc. Y finalmente la información necesita un vehículo para hacerla llegar en tiempo real, para lo cual existe el Message Broker, un bus de gran velocidad que hace viajar la información desde áreas remotas con gran velocidad.

Lo que Nordstrom ha logrado efectivamente rompe un paradigma en el sector, y da evidencias de que el balance de compartir sus inventarios es positivo en paso del tiempo.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Artículos Premium

Artículos Premium

Más de Merca2.0

Artículos relacionados