El grupo chino HNA analiza huir del Deutsche Bank

El conglomerado chino HNA planea vender su participación de 7,6% en el Deutsche Bank, según The Wall Street Journal. El banco alemán perdió la mitad de su valor en ocho meses.

Bigstock

El 19 de diciembre, cada acción del Deutsche Bank cotizaba 17,10 euros. Este viernes, poco más de ocho meses después, la cotización cerró en Fráncfort a 9,62. Esto es un 1,45% menos que el día anterior, pero casi la mitad de lo que valía a finales de 2017.

Por eso no sorprende que el conglomerado chino HNA esté planeando vender su participación de 7,6% en el banco alemán, según publicó The Wall Street Journal.

Según el prestigioso medio financiero, la participación de HNA en el Deutsche vale 1.500 millones de euros (US$1.800 millones) a precio de mercado actual y la venta se concretaría dentro de los próximos 18 meses.

La compañía que administra la participación de HNA en el banco alemán, C-Quadrat, ya ha bajado la tenencia de acciones dos veces este año. En febrero ,pasó de tener el 9,9% al 8,8%, y luego, aunque dijo que no se desprendería de más, vendió otra parte, para quedarse con el 7,6% actual.

“No se planea una reducción adicional de nuestra participación”, había dicho la compañía en el comunicado cuando vendió hasta quedarse con el 8,8%.

Es por eso que ahora se teme que aunque no haya versiones oficiales, la intensión de vender todo sea cierta.

Un grande en problemas

Deutsche Bank se encuentra entre los más grandes bancos europeos con peor rendimiento en el último año. Se esperaba una recuperación, pero no se ve el horizonte. Es por eso que muchos se preguntan si no será el próximo Lehman Brothers.

Otras versiones que se vienen escuchando desde hace unos meses es que dos gigantes del mundo financiero estarían interesados en el Deutsche: JP Morgan y el chino ICBC. El banco alemán, comparado con cualquiera de los dos, es insignificante.

El Deutsche tiene una capitalización bursátil de US$ 21.400 millones, y aunque es uno de los bancos más importantes de Europa, no es nada si se compara con los US$ 353.000 millones que vale el JP Morgan o los US$ 274.000 millones del ICBC.

Los problemas del Deutsche no son nuevos. Ya en 2016, tuvo que dar a conocer un comunicado público en el que habló de “tranquilidad”, señalando que tenía “capacidad de pago” y “reservas de 1.900 millones de euros” para compensar eventuales pérdidas futuras.

Según Statista, Deutsche Bank es el quinto banco más grande de Europa, sólo por debajo de HSBC, BNP Paribas, Credit Agricole y Barclays.

¿Por qué es grave? Porque el Deutsche Bank tiene más de 100 mil empleados en el mundo y 600 mil inversores y accionistas. Además, grandes compañías financieras forma parte de su estructura. Como BlackRock, la mayor empresa de gestión de activos de Estados Unidos es el inversionista principal.

¿HNA desmantela su posición global?

Además de su parte en el Deutsche, HNA Group es propietaria de líneas aéreas y hoteles por más de US$ 40 mil millones entre negocios propios y participaciones en compañías. Consiguió ese posicionamiento luego de una agresiva campaña de adquisición global entre 2015 y 2017.

Sin emabargo, ahora estaría desmantelando su imperio en el extranjero para reducir su balance por la renovada presión de los reguladores chinos y sus acreedores, según otro artículo del WSJ.