El estilo narrativo con que los community managers interactúan en redes es cada vez más creativo y en esta proporción ha logrado ser el impacto que algunas marcas alcanzan en dichas plataformas.

Un buen ejemplo de ello es el community manager de El Museo Nacional de Arte, quien se despidió de su trabajo con un mensaje que se convirtió en la sensación en redes.

“Puedes salir del MUNAL pero el MUNAL nunca saldrá de ti. See you space cowboys, se despide su CM 2014-2018”, cita el mensaje publicado por el CM.

Este tipo de acciones ponen de relieve el papel que tiene la comunicación de las marcas a través de redes sociales, con acciones que se centran en la interacción ya sea motivando la conversación con el uso de un hashtag o atendiendo las necesidades de los consumidores con servicios cada vez más avanzados en aspectos como el machine learning o AI.

CM, vacante poco valorada
Muchas marcas buscan tener presencia en redes sociales, pero lo que no quieren es invertir para lograr que esto ocurra con resultados.

Un ejemplo de ello es el polémico mensaje que ofreció el cómico Eugenio Derbez, en donde criticó que los jóvenes que buscaban administrar sus redes sociales le hacían un presupuesto antes de demostrar sus cualidades, para hacerle ver el valor de su trabajo.

En esa ocasión, un community manager publicó una carta en la que criticó los dichos del cómico, detallándole todas las características con las que cuenta un CM y la realidad que enfrentan en el mercado laboral.

No cabe duda que el trabajo de los community manager se ha especializado aún más, ante la integración de social media en la estructura de las compañías, que han tenido que extender su presencia al medio online.

De cara esta profesionalización, será indispensable descubrir el potencial que encuentran las marcas, que entienden la relación proporcional entre sus deseos por estar de manera digital y la inversión que esto conlleva.