El accidente de Ethiopian Airlines vuelve a despertar dudas en Boeing y su 737 MAX

Ethiopian Airlines-Boeing
Imagen: Twitter

Este domingo un avión Boeing 737 MAX de Ethiopian Airlines se estrelló poco después de haber despegado de la ciudad Addis Abeba, con destino a Nairobi, en Kenia.

En la aeronave viajaban 157 personas a bordo, de las cuales 149 eran pasajeros, lamentablemente la aerolínea informó que no hubo sobrevivientes.

“Confirmamos que nuestro vuelo ET 302 de Adis Abeba a Nairobi sufrió hoy un accidente”, señaló Ethiopian Airlines en un comunicado preliminar, en el que agregó que estaban en curso las operaciones de búsqueda y auxilio.

Entre los pasajeros viajaban 32 keniatas, 18 canadienses, ocho estadounidenses y siete británicos, según informa la BBC.

La postura de las marcas

En una situación crítica como esta, las redes sociales se han convertido en el canal más inmediato por el que tanto autoridades, como marcas involucradas pueden dar información al público.

Así fue con el accidente de Ethiopian Airlines, en el que el primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed expresó sus condolencias. De la misma forma que la propia aerolínea ha intentado mantener al tanto sobre las acciones emprendidas.

Lo mismo ocurrió con Boeing, que publicó un mensaje en su cuenta de Twitter en el que expresa que está “profundamente entristecida” por las vidas que se perdieron, y señaló que enviará “asistencia técnica si se la solicita”.

Un accidente que pone en duda el Boeing 737 MAX 8

De acuerdo con los reportes de prensa, Ethiopian Airlines es una compañía con gran presencia en el continente africano, vuela a diversos destinos de la región e incluso fuera de ella.

Ademas, pese a que en 2010 uno de sus aviones se accidentó en el Mediterráneo, según recuerdan desde la BBC, la aerolínea tiene una buena reputación de seguridad, 6/7 de acuerdo con AirlineRatings.

Algo que no está sucediendo con el Boeing 737 MAX 8, un modelo introducido al mercado en 1967, actualmente existen alrededor de 10 mil unidades, lo que lo convierte en el avión comercial más vendido en la historia.

No obstante, según señalan en CNN, en 2017 Boeing tuvo que poner en tierra varios de estos aviones debido a preocupaciones por fallas de fábrica en sus nuevos motores.

Lamentablemente ya son varios los accidentes registrados con un Boeing 737 MAX 8; en mayo del año pasado una de estas aeronaves se estrelló en el aeropuerto José Martí, de La Habana, Cuba, provocando la muerte de 100 personas.

También, el año pasado, se registró un avión de Lion Air cayó sobre el mar de Java a fines de octubre, ocasionando que 189 personas que iban a bordo perdieran la vida.

En el caso del accidente de Ethiopian Airlines, las autoridades de al aerolínea señalan que es demasiado pronto para especular sobre la causa del accidente, sin embargo, su CEO Tewolde GebreMariam dijo -citado en Forbes- que “era un avión nuevo y bien mantenido”, su último servicio lo había recibido el 15 de noviembre del año pasado.

De acuerdo con Jeremy Bogaisky, de Forbes, Boeing “ha enfrentado a las acusaciones de que no informó adecuadamente a los pilotos y aerolíneas sobre los controles anti-estancamiento, que son nuevos para el 737 MAX”, lo que pone en una posición complicada a la compañía estadounidense.

No se sabe s fue una falla técnica, del piloto u otra posible causa la que provocó el desplome del Ethiopian Airlines, sin embargo, será inevitable que se analice el papel de la constructora de aeronaves.

loading...