x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Educación a distancia: ¿Es el mejor camino a seguir para estudiar en la nueva normalidad?

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
La educación remota se ha manifestado como la opción a seguir por las instituciones para que los jóvenes sigan estudiando. ¿Es buena decisión?

Con el fin de evitar las congregaciones masivas de personas, desde el inicio de la pandemia de Covid-19 por todo el mundo se tomo la decisión de cerrar escuelas. Hasta agosto de este 2020 en prácticamente todos los países se tenían escuelas cerradas ya sea en todo el territorio o en regiones localizadas, dejando con ello a más de mil millones de estudiantes sin clases presenciales, tal como se observa en el mapa de abajo. Sin embargo, con el fin de que no se quedara en un ciclo perdido, muchos colegios decidieron acudir a la educación a distancia, incluso con el inicio del nuevo ciclo escolar esta ha sido la medida a implementar para continuar con las clases bajo el contexto de la nueva normalidad… pero, ¿tendrá esto un efecto o un cambio importante en la educación de las nuevas generaciones?

Imagen: Statista

Para muchos resultó sorprendente saber que, en el caso de México, el regreso a clases de millones de estudiantes sería a distancia y por medio de la televisión. Sin embargo, puede que por las condiciones y brechas que existen para millones de alumnos en el país haya sido el mejor camino a seguir con el fin de dar inicio al nuevo ciclo escolar al tiempo que se mantiene la llamada sana distancia para evitar que se siga propagando el mortal virus de la Covid-19. Por supuesto, la educación a distancia no es nada nueva, desde hace algunos años atrás ha sido un modelo presente y bajo el cual muchos estudiantes y profesionales se han formado, no obstante, para millones de alumnos, tanto en México como en el mundo entero, sin dura resulta nuevo el cambio de modelo con respecto a la interacción cara a cara a la cual ya estaban acostumbrados.

¿Es mala la educación a distancia?

Para responder si esto produce un efecto negativo en los estudiantes, se pueden destacar cifras compartidas por la firma Barnes & Noble Education, de acuerdo con ellos, el reto pude estar en adoptar el cambio, esto pues según su información solo un 60 por ciento de los estudiantes que ya han recibido educación a distancia consideran estar preparados para ello. Sin embargo, más importante que la preparación, está el hecho de que un aspecto como el entorno puede jugar un papel importante al estudiar de forma remota.

La misma fuente destaca de forma acertada que no todo el mundo tiene un entorno adecuado que les permita trabajar o estudiar desde casa. Cerca del 64 por ciento de los estudiantes expresan preocupación por mantenerse motivados y concentrados, ya que se distraen con facilidad, esto al tiempo que existen quienes no tienen las condiciones para poder realizar los estudios a distancia, particularmente por la falta de equipos que pueden ser clave, por ejemplo, tal como destacamos hace poco en una de nuestras gráficas del día, en el caso de Latinoamérica diversos países reportan porcentajes bajos con respecto al acceso a elementos como el software educativo o computadoras.

De forma adicional, otro aspecto que preocupa a los estudiantes que se han movido a la educación a distancia, y que por consecuencia debería preocupar a padres, maestros e instituciones educativas, es la falta de interacción social, de acuerdo con el estudio de Barnes & Noble Education, hasta un 55 por ciento de los estudiantes encuentra preocupante la falta de interacciones sociales que pueden entenderse como físicas. Esto pues consideran que aprenden mejor con sus compañeros de clase, y para el 45 por ciento de los estudiantes, ello podría conducir a un rendimiento académico bajo.

El problema con este aspecto es uno que se puede tornar grave para muchos estudiantes, el no ver a otros en persona puede contribuir a la generación de ansiedad, nerviosismo y preocupación, derivados también de los cambios en el estilo de vida.

Al respecto, desde eLearning Academy se destaca que las investigaciones sobre las clases a distancia muestran que los cursos presenciales son, en promedio, más efectivos que sus contrapartes. Ello se atribuye a que el entorno social motiva a los estudiantes a participar y desempeñarse mejor. Con esto en cuenta, resulta muy probable que los estudiantes que ya tienen dificultades en las clases presenciales tengan aún más dificultades con el aprendizaje a distancia, por lo que las instituciones, padres y maestros deberán prestar atención a estos individuos en particular si quieren que la educación a distancia sea tan efectiva como la que se imparte de forma presencial.

¿Qué vendrá después para las instituciones educativas?

Si bien la educación remota puede tener sus áreas de oportunidad, no quiere decir que será una modalidad que quedará descartada una vez que se logre superar la pandemia. El tener este ejercicio actualmente, seguramente está sentando un precedente para que el modelo sea tomado todavía con mayor seriedad y se implementen modificaciones que permitan hacerlo más efectivo. Hoy en día,  por ejemplo, muchas instituciones han notado la efectividad que puede tener el hacer clases a través de plataformas como Zoom o el grabar las lecciones para que los estudiantes las puedan consultar después.

En ese sentido, aunque ya estaba presente, es posible decir que la educación a distancia llegó una vez más y para quedarse. Las lecciones que deje este nuevo escenario para muchos ayudarán a definir qué partes de la educación tradicional se pueden sustituir por tecnología y qué partes se pueden complementar también con tecnología para transformar la educación y hacerla más accesible al tiempo que logra superar los retos que en la actualidad reportan los estudiantes.

En un escenario posible, mientras perdure la nueva normalidad, es uno en el  que las instituciones educativas opten por modelos híbridos dejando que las clases que funcionan de forma más efectiva por la vía remota se queden así, mientras que las que resulten más complejas se puedan impartir de manera presencial tomando las medidas necesarias de distanciamiento para que las cosas funcionen tal como en otros espacios donde ya se puede acudir en persona e interactuar con otros.

Si bien la educación a distancia tiene sus consideraciones, puede que sea el mejor camino que actualmente se puede seguir si se busca que las cosas no se retrasen más para los estudiantes y que estos se mantengan seguros ante la pandemia.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados