E3 2018: Lecciones y ejemplos de Event Marketing 

Se estima que el mercado de los videojuegos representará más de 82 mil millones de dólares en ingresos

gamer_gaming-videojuegos
Foto: Bigstock

Esta semana se realiza la Electronic Entertainment Expo 2018 (E3), el evento enfocado en la industria de videojuegos más importante de año y del mundo. Para los desarrolladores de videojuegos y los líderes de la industria, es una excelente oportunidad para demostrar acciones de marketing de nicho, además de algunas otras tácticas.

Como cada año, se ha convertido en una de las mejores opciones para la ejecución de eventos y exposiciones basados en el entretenimiento. Sin embargo, estas acciones se utilizan principalmente como una plataforma para comercializar y descubrir nuevos productos, de una manera grandiosa. En la industria de los videojuegos no se da la excepción, ya que el E3 siempre busca estar a la vanguardia.

Según datos de Statista, se estima que el mercado de los videojuegos representará más de 82 mil millones de dólares en ingresos, números que para el año 2020 alcanzará 90 mil millones. De acuerdo con Filmora, la popularización de los videojuegos se ha visto magnificada por los juegos móviles, ya que en 2017, el 42 por ciento de todos los ingresos de los juegos se generaron a través de dispositivos móviles y la predicción es que en este 2018 se gasten 115 mil millones de dólares en juegos para este sector.

Lecciones de Event Marketing del E3 2018

Después de toda la experiencia que tiene detrás, puede ser fundamental identificar algunas lecciones clave que demostraron la efectividad de la mercadotecnia para comercializar en cualquier industria y mejorar sus propios resultados.

Desde hace 23 años, la Expo ha ocupado el mismo lugar de manera anual (excepto en (1997 y 1998): el Centro de Convenciones de Los Angeles, California. De entrada, se pueden obtener algunos elementos base para explicar su importancia, ya que el venue se ha convertido en un elemento básico dentro del mundo de los anuncios de videojuegos.

El formato de la Expo se ha desarrollado de una manera particular desde su inicio. A saber, los prominentes editores de hardware y software, sobre todo marcas como Sony, Microsoft, Nintendo, Activision, Electronic Arts, Bethesda, Square Enix o Ubisoft, presentan sus nuevos productos a una audiencia (15 mil asistentes que pueden comprar un boleto), entre los que destacan influencers, bloggers o periodistas especializados en la industria.

Una vez finalizadas las presentaciones, las salas de exposiciones se abren y los asistentes al evento pueden visitar diferentes stands, entre los que pueden resaltar los grandes desarrolladores, hasta pequeños developers que no tuvieron siquiera la posibilidad de tener una presentación en grande. Aunado a lo anterior, la exposición se transmite en vivo por medio de streaming online.

Las compañías que debutaron juegos en la E3 ilustran el uso efectivo de la publicidad, el tiempo y la sinceridad de la marca. Por ejemplo, en el avance de la secuela de Beyond Good and Evil 2, presentado en E3 2017, la conferencia fue tan exitosa para Ubisoft que se puede destacar cómo el generar publicidad a un producto lanzado hace 9 años puede generar nuevas opciones de compra, sobre todo a los consumidores más jóvenes.

Ubisoft sabía qué elementos gráficos y narrativos entusiasmarían a sus fanáticos sobre el juego, y mantuvo su tráiler como una sorpresa total hasta que se lanzó oficialmente. Lo mismo sucedió en la conferencia de este año. Hace unos momentos, presentó Starlink con la inclusión de Star Fox, personaje clave de Nintendo, un rumor que se había ventilado y que literalmente se fue cocinando lentamente; incluso, hasta Shigeru Miyamoto estaba en la conferencia.

Entonces, ¿qué pueden aprender las marcas sobre el marketing del E3?

Conocer a los fans. Las campañas deben enfocarse a los fanáticos, se tiene que comunicar directamente con los miembros de su público objetivo, y ellos lo recompensarán con más atención y mayor lealtad.

Timing. Medir el tiempo de lanzamiento de un producto, un anuncio o un avance en las redes sociales podría hacer que la visibilidad de su campaña desaparezca. La planificación con anticipación es lo mejor.

Mantenerse fiel a tu marca. Finalmente, ser fiel a la voz y el carácter de una marca será un elemento que expondrá lo que mejor sabe hacer con su contenido.