x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

El e-commerce en México: un camino a paso lento

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
En México cada día vemos un mayor uso del e-commerce, más personas vencen su miedo a comprar por internet y, mientras tanto, para algunos las transacciones digitales son la norma. Te decimos algunas de las razones del lento avance del país en comercio electrónico.

En la República Mexicana hay alrededor de 128 millones de habitantes y el Banco Mundial estima que el 54.8 por ciento tiene acceso a internet y el 35 por ciento de la población tiene un smartphone.

De acuerdo con datos de Statista, durante 2016 el 37.5 por ciento de la población tuvo acceso a plataformas para hacer compras por internet. Pero tener acceso no significa que se concrete la venta.

De hecho, el mercado mexicano está muy lejos de los países líderes en comercio electrónico: China y Estados Unidos.

graficas_ecommerce-01

 

El ingreso promedio que el e-commerce obtiene de cada mexicano que compra en línea es de 228 dólares. En Estados Unidos es de mil 734 dólares.

¿Por qué en México apenas comienza el desarrollo del comercio electrónico? Pese a que más de la mitad de la población tiene acceso a internet y el 37 por ciento podría hacer compras en línea, si quisiera, hay otros elementos que han mercado a la categoría.

Una década atrás, era mayoría el número de personas que tenían miedo de hacer transacciones en línea y nunca utilizaban su tarjeta de crédito para comprar algo por internet. La llegada de los smartphones y las apps de servicios como Uber y Cabify han incrementado la confianza en las transacciones digitales. Pero todavía hay retos. Como el traslado de paquetes.

El envío, un problema histórico en México

En las naciones donde el e-commerce es un negocio de decenas de millones de dólares, como Estados Unidos, China, Reino Unido o Alemania, hay una característica compartida: excelentes sistemas de correo y mensajería, donde las entregas funcionan como un reloj.

En el caso de México, durante décadas, el servicio gubernamental de Correos se ha caracterizado por su lentitud. Un paquete o carta puede tardar semanas para ir de una parte del país a otra. Además, las empresas regionales de envíos muchas veces maltrataban los paquetes.

graficas_ecommerce-02

En la última década, compañías nacionales y extranjeras como Estafeta, DHL, FedEx y UPS, han mejorado las entregas dentro de la República Mexicana y al mismo tiempo han hecho crecer la industria del e-commerce en el país.

Los servicios de entrega de productos son la clave para el crecimiento del e-commerce en el retail. En México, Amazon utiliza empresas privadas de logística, como las mencionadas arriba para enviar sus productos. Otras compañías que han hecho crecer la categoría en México son Linio, Privalia, Ósom, entre otras.

Las cadenas tradicionales de retail también se han sumado a la tendencia y multinacionales con presencia en México como Walmart y Best Buy venden prácticamente de todo a través de la web.

Alimentos y servicios: cambios en el entorno digital mexicano

Desde hace un par de años, en algunas ciudades de México operan servicios para pedir comida a través de una app. Primer la competencia era entre HelloFood y Sin Delantal, pero ahora ambas son parte de la británica Just Eat.

Muchos mexicanos aún tienen temor por usar su tarjeta de crédito en compras en línea.
Muchos mexicanos aún tienen temor por usar su tarjeta de crédito en compras en línea.

En 2016 comenzaron a operar en la capital del país Rappi y UberEats, lo que ha incrementado el número de personas que compran su comida en línea, pero de acuerdo con un estudio de Millward Brown, sólo el 13 por ciento de los mexicanos pide comida a través de internet.

Las categorías donde hay un mayor uso del compras o transacciones por internet son, en orden de importancia, pago de servicios, compra de productos y entretenimiento. En esta última se incluyen desde los pagos de suscripciones por servicios como Netflix o Spotify hasta la adquisición de boletos para el cine en las plataformas como Cinepólis y Cinemex.

En el caso de los cines, Cinemex es un ejemplo de las dificultades de las empresas para adaptarse a los cambios tecnológicos. Hasta hace unos meses, en los establecimientos de dicha compañía, los clientes que compraban su boleto en línea tenían que pasar a la caja a que les hicieran una impresión, mientras su competidor, Cinépolis, permitía entrar con el boleto digital en el smartphone.

Algo similar ocurre con las aerolíneas. Desde hace unos meses, Aeroméxico permite abordar sin necesidad de imprimir el pase y basta sólo con mostrarlo en el teléfono. En las demás líneas aéreas mexicanas todavía es obligatorio llevar un papel.

En México estos cambios son novedades y una señal del lugar en el que está parado el país en materia de cultura digital. Según estimaciones de Statista, los ingresos del e-commerce se duplicarán en los próximos dos años pero todavía falta mucho para ser un mercado importante en compras por internet.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados

smartphone

El smartphone como salvavidas ante la pandemia

El smartphone ha sido el gran aliado de las estrategias de marketing con que hoy cuentan las marcas. Esto ha sido definitivo en la comunicación que logran estas marcas ante un mercado desafiando por la pandemia de COVID-19.

volkswagen

Volkswagen tiene su respuesta para Tesla

Tesla desafió con automóviles eléctricos y de conducción autónoma a toda la industria tradicional de automóviles, por lo que estos han comenzado a desarrollar sus propuestas con la que han respondido a Elon Musk.