CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Dueños de pickups Chevrolet demandan a GM por ‘trucar’ sus motores diesel

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
La situación hace recordar a VW, que un caso similar le costó una multa de 2 mil 800 millones de dólares impuesta por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

La industria automotriz es una de las más importantes, el año pasado se vendieron aproximadamente 93 millones 856 mil 388 vehículos nuevos, de acuerdo con datos de la Organización Internacional de Manufactureros de Vehículos de Motor.

Pese a ser una industria pujante, no siempre es estable, particularmente en los últimos dos años se han develado una serie de problemas que han dejado a varias marcas en tela de juicio. Primero con Volkswagen y el dieselgate en 2015, situación que se repitió hace unos meses con Fiat-Chrysler (FCA).

Ahora se vuelve a dar un episodio similar. Dueños de pickups Chevrolet Silverado y GMC Sierra presentaron este jueves una demanda colectiva ante una corte de Detroit, Estados Unidos, en la que acusan a General Motors (GM) de manipular las pruebas de emisiones contaminantes y de engañar a las autoridades ambientales, tal cual sucedió con VW y FCA.

En total son 705 mil unidades de camionetas Silverado y Sierra equipadas con motores “Duramax” de los años modelo 2011 a 2016, las afectadas. Los consumidores alegan que la automotriz estadounidense utilizó al menos tres dispositivos diferentes diseñados para asegurar que sus camiones cumplieran con las normas de emisión, aunque generaran más contaminación en la conducción del mundo real, según revela un reporte de la agencia Reuters.

Desde GM señalan que las acusaciones son infundadas, y aseguran que sus vehículos cumplen con las normas de emisiones determinadas por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, así como por la Junta de Recursos del Aire de California.

De acuerdo con el reporte, la demanda fue presentada por varios bufetes de abogados como Hagens Berman Sobol Shapiro, que estuvo involucrado en un litigio contra VW.

Esta situación, hasta no aclararse, puede representar un impacto muy duro para General Motors, no sólo por las implicaciones en su reputación corporativa y la confianza del consumidor. Desde ya se resienten en los mercados bursátiles.

Las acciones de GM llegaron a caer más de 2 por ciento este jueves en el índice NYSE de la Bolsa de Valores de Nueva York, actualmente caen alrededor del 1.81 por ciento. Esto impacta directamente en su valor de capitalización, situado en 49 mil 170 millones de dólares.

La automotriz con sede en Detroit, Michigan, se suma a otras grandes armadoras que enfrentan o enfrentaron investigaciones similares. A principios de año fue Fiat-Chrysler, de hecho, esta semana, el Departamento de Justicia emprendió nuevas acciones contra la compañía alegando violaciones de las normas del aire limpio.

No podemos olvidar a VW que un caso similar le costó una multa de 2 mil 800 millones de dólares impuesta por el Departamento de Justicia de Estados Unidos. En tanto, en Alemania investiga a Daimler AG, en asuntos relacionados con las emisiones diésel.

Imagen: Bigstock

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados

omnichannel

¿Cuál es la diferencia entre omnichannel y retail?

Entendamos que, mientras el retail lo que busca es la venta minorista al consumidor final, valiéndose de empresas que venden al por mayor, omnichannel es mejor comprendido como un modelo de comunicación que busca “acoger al usuario final”