La crisis para el sector retail ha llevado a varias marcas a padecer más allá de la baja en ventas. El pago del alquiler se ha convertido en todo un tema para las grandes firmas y ahora este aspecto ha llevado al dueño de Zara a demandar a H&M.

Tal como lo indican desde San Francisco Business Times, Pontegadea, vehículo de inversiones de Amancio Ortega, llevo a los tribunales a la reconocida marca de ropa sueca por el impago de arriendos.

Los hechos

La firma de dueño de Inditex, propietaria de Zara, reclaman 1.3 millones de dólares sin incluir intereses por los retrasos en alquiler que H&M habría presentado desde el pasado mes de marzo en un edificio ubicado en San Francisco.

De manera puntual, el diario indica que H&M es inquilina de una tienda ubicada en el número 150 de la allegué Powell, misma que es propiedad de Pontegadea desde 2006, y planea dejar el edificio una vez que expire su contrato de arrendamiento a final de año.

A decir de la demanda presentada, H&M ha incumplido el contrato de alquiler con lo que se ha “enriquecido injustamente” a costa de su arrendador.

El local ocupado hasta el momento por H&M ocupa más de 4 mil metros cuadrados en el edificio propiedad de Pontegadea, empresa que el pasado noviembre que no prevé extender más el contrato.

No es la única

Esta sería la segunda demanda presentada por la empresa del dueño de Zara durante las últimas semanas.

La compañía también demandó a Gap por el impago del alquiler de la flagship de la marca Old Navy en San Francisco por una cifra reclamada que asciende a 1.64 millones de dólares.

El tema del pago de alquileres ha seguido a H&M y a otras marcas durante este tiempo de pandemia y crisis sanitaria.

A finales de abril, ante las pérdidas que ya se esperan, marcas como H&M y Adidas estuvieron presuntamente evitando pagar el alquiler de sus establecimientos cerrados en Alemania.

Así lo reportaron diversos medios locales, mismos que calificaron las supuesta medidas tomadas por estas firmas como polémicas ante la situación económica que enfrenta el país mencionado.

El cierre de las tiendas de H&M y Adidas llegó por el decreto del gobierno e cierre de comercios no esenciales, por lo que el ministro de fianzas de Alemania, Olaf Scholz pido a las compañías que no tomen decisiones drásticas que puedan dañar los interés y la economía de los propietarios de los locales.

Adidas, que durante 2019 registró beneficios netos por 2 mil millones de euros, indicó a la agencia DPA que “estaba suspendiendo el pago del alquiler de manera temporal, como muchas otras empresas”, al tiempo que aseguró que sus contratos están hechos con “grandes empresas inmobiliarias y de seguros que han mostrado su comprensión” ante la decisión de congelar el pago.

En cuanto a lo que sucede con H&M, que cuenta con 460 tiendas en territorio alemán, la firma anunció  está en búsqueda de “una solución mutuamente aceptable”.

En España, la situación se replicó con marcas como Vips y Starbucks. A principios de abril, de acuerdo con lo reportado por diversos medios locales, Alsea comunicó a los propietarios de los mil establecimiento que tiene en territorio español que dejaría de pagar las rentas, los gastos comunes y otros aspectos vinculados al alquiler de dichos espacios cuando menos mientras dure el estado de emergencia decretado por el gobierno español.

A decir de espacios informativos como El Confidencial, esta decisión fue tomada de manera unilateral con lo que se ha desatado una polémica entorno a lo dicho así como una evidente molestia por parte de los afectados.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299