CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Donald Trump, rendido a los pies de Apple (ahora tiene un iPhone)

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
El director de medios sociales de Donald Trump, Dan Scavino, confirmó que el presidente cambió su viejo teléfono por un iPhone de Apple. Ya lo usa para tuitear. ¿Bueno o malo para la marca?

Un presidente de los Estados Unidos usa tu marca. Eso parece muy positivo, le dará mejor imagen y generará más ventas. El presidente se llama Donald Trump. Eso ya no parece tan bueno.

Dan Scavino, quien es el responsable de las redes sociales de Donald Trump, confirmó este miércoles que el titular de la Casa Blanca está utilizando un nuevo teléfono móvil. De hecho, asegura que lleva dos semanas con su “nuevo iPhone” y que ya lo usa habitualmente para escribir “en Twitter”, tanto en la cuenta personal (@realDonaldTrump) como en la presidencial (@POTUS)

De esta forma, Trump ya dejó atrás los tiempos en los que se manejaba, según The New York Times y Business Insider, con un viejo dispositivo Android, supuestamente un Samsung Galaxy S3.

“Aunque los iPhones de Apple no son tan seguros como los dispositivos bloqueados que (los responsables de la seguridad) del gobierno quiere que use, son más confiables que un dispositivo Android, que no ha recibido actualizaciones de seguridad en años”, dice Business Insider.

Un cambio para analizar

Algunos medios estadounidenses analizan que el cambio también significa una aparente modificación de sus actitudes hacia Apple. Hay que recordar que Trump pidió un boicot a los productos de la compañía de fundada por Steve Jobs mientras estaba en campaña electoral. Fue cuando Apple se negó a desbloquear el teléfono involucrado en los disparos de San Bernardino, en 2016.

En aquellos días, Trump pronunció la frase “Voy a obligar a Apple a fabricar sus malditos ordenadores en Estados Unidos”.

Ahora bien, el cambio de marca podría ser tomado como algo positivo para los iPhone, más aún a días del lanzamiento de un nuevo modelo; sin embargo, la mala imagen de Trump no sería una buena noticia para Apple. Dos encuestas de hace un mes reflejan un descenso en la popularidad del presidente. Tanto la Universidad de Quinnipiac como McClatchy-Marist revelan que Trump es visto como deshonesto, un líder pobre e inestable.

La imagen de Obama era muy distinta al final de su mandato, lo que seguramente generó reacciones positivas hacia las marcas que utilizaba. Por ejemplo, en su visita en 2016 a la Argentina, se dejó ver con un modesto reloj Fitbit Surge, un dispositivo que está a mitad de camino entre una pulsera deportiva y un smartwatch, y que llegó al mercado hace ya unos años, en 2014. Para la marca, fue publicidad gratuita y de calidad.


Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados