La competencia por lanzar historias con éxito comercial al mercado de medios, ha hecho que marcas líderes de esta industria recurran a diversos recursos, con los que ponen de relieve el papel de la inventiva para vender con historias y personajes.

Solo veamos las franquicias cinematográficas más exitosas dentro de la industria, para entender el peso que tiene la creatividad. Star Wars, James Bond y todos los personajes de Marvel se han convertido, según un estudio de The Numbers, en productos referencia de como las historias son estrategias comerciales, extendiendo su oportunidad a otros canales como el de merchandising o parques temáticos.

Dreamworks obtuvo ingresos por 916 millones de dólares durante 2016, según cifras proyectadas por Statista y el número descubre una marca que necesita encontrar en la creatividad, un elemento clave para seguir compitiendo frente a marcas como Pixar, una de sus principales rivales, al menos en sentido figurado cuando recordamos el lanzamiento de historias muy similares como Antz (Dreamworks) o Bichos (Pixar) en 1998.

Ahora, Dreamworks parece haber lanzado una bengala con la que alerta sobre el trabajo que estaría haciendo junto con el mexicano Guillermo del Toro, tras darse a conocer que refrendó el contrato que tiene con la firma de animación.

Del Toro ha logrado ser una referencia dentro de la animación con trabajos recientes como “Trollhunters” dentro de Netflix y la apuesta por los personajes animados parece seguir dando frutos.

La propuesta mexicana de Pixar con Coco:

Guillermo del Toro y su apuesta con Dreamworks:

loading...