Cautivar a las audiencias jóvenes es ahora una de las grandes preocupaciones para las marcas de todas las categorías, razón por la cual una parte importante de sus esfuerzos e inversiones se destinan a conectar con segmentos como los millennials. Aunque la estrategia no es errada, lo cierto es que concentrarse con tal énfasis en un grupo tan amplio como los millennials puede opacas la vista en el camino de entender correctamente al mercado, sobre todo aquel que tiene especial influencia justo ahora. Tal es el caso de los xennials.

Dicho término hacer referencia a  aquellas personas nacidas entre 1977 y 1983 la cual se caracteriza por ser un híbrido entre la generación X y la generación millennial. En otras palabras, sus características están definidas por una infancia analógica, que con la consolidación de los avances tecnológicos, llevaron a esta microgeneración a ser la primera en crecer con la democratización de internet y las posibilidades del mundo digital.

xennials

En términos de mercadotecnia, hablamos de un segmento que no ha sido atendido en todo su esplendor, lo que supone potencial de crecimiento desaprovechado. De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), sólo en México dicho segmento representa alrededor del 7.2 por ciento de la población, es decir, más de 8.7 millones de personas, cifras que hacen de esta generación un grupo de consumidores muy lucrativo para las marcas.

Ante la oportunidad, enlistamos tres pistas que funciona como una pequeña guía para conquistar a esta generación perdida entre los consumidores X y los millennials:

Tecnología, una relación de amor y odio

El hecho de haber experimentado un día a día sin tecnología y ahora estar sujetos a un mundo en el que estos avances son más que necesarios, provocan un relaciona de amor y odio entre estos usuarios y espacios tan comunes como las redes sociales.

Aunque son conscientes del potencial que avances como las redes sociales o lo smartphones tienen, no acostumbran vivir pegados a los mismos. En otras palabras, cuentas con los conocimientos necesarios para utilizarlos, pero no siempre están de acuerdo con el tiempo ye esfuerzo que implica mantener una “vida digital”.

Consejo para el marketing: Estos usuarios beneficiaran a aquellas marcas y estrategias que les permitan aprovechar el potencial de la tecnología sin hacerlos dependientes de la misma. Responderán de manera favorable a aquellos mensajes que le otorguen importancia al hecho de “vivir desconectados” cuando menos de manera esporádica.

Vivir del pasado

Conectar emocionalmente con esta generación aunque no está alejado de temas que son tendencia como la responsabilidad social o la inclusión, tiene mucho más que ver con hacer alusión a temas relacionados con la nostalgia.

Todo aquello que recuerde los “días gloriosos” en los que la tecnología era solo una opción y no una necesidad para la solución de los problemas será bien recibido.

Consejo para el marketing: Añadir elementos que recuerden los días pasados en las estrategias de marketing generarán un sentimiento de empatía, familiaridad e identificación inmediata, que de trabajarse con la incorporación de elementos nostálgicos aleatorios podría significar el éxito de una campaña a largo plazo.

Bienestar como prioridad

En la misma línea de la búsqueda constante de formas de desintoxicarse de la saturación cotidiana, los xennials están interesados en todo aquello que es permita mejorar su bienestar. Si bien pueden compartir esta característica con los millennnials y la generación Z la forma en la que entienden y atienden este aspecto posee rasgos específicos.

En contraposición con sus antecesores, entienden la salud y el bienestar como una necesidad antes que como un lujo, al tiempo que a diferencia de los consumidores del milenio, tienen más ingresos disponibles para cubrir esta necesidad.

Consejo para el marketing: Estos consumidores no dudarán en destinar efectivo para comprar artículos y servicios de lujo que les ofrezcan mayor bienestar, concepto que no se limita a hábitos alimenticios o actividades deportivas. Atribuir a la oferta comercial características que llamen a lo natural, orgánico y casero será buen gancho de atracción. 

loading...