Diputados aprueban modificaciones en telefonía celular

Entre los cambios se establecen abonos a saldos no consumidos, descuentos por fallas en el servicio, cancelación de contratos sin multas, entre otras

CELULARES
Imagen de Bigstock

La Cámara de Diputados aprobó por unanimidad modificaciones a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión con el objetivo de ampliar los derechos de los usuarios de telefonía móvil en México.

De acuerdo con datos de The CIU, durante el tercer trimestre del año pasado se contabilizaron 110.4 millones de líneas activas en el territorio nacional, de las cuales el 83.1 por ciento correspondía al sistema pre-pago, mientras que el restante 16.9 por ciento representa a los usuarios con planes de renta.

A pesar de esta cifra, en comparación con el mismo periodo de 2015, reflejó un incremento del 11.3 por ciento, debido a que entraron más jugadores al mercado mexicano, además de una reducción de costos en los servicios.

Según la consultora de telecomunicaciones, los usuarios que se encuentran bajo el modelo del pre-pago, destinan en promedio 87 pesos mensuales, al tiempo que los clientes de las telefónicas, es decir, los que se rigen mediante un plan, el gasto asciende a 352 pesos.

Entre los principales cambios se encuentra abonar saldos de los planes tarifarios que no fueron consumidos al mes siguiente de su facturación, así como descuentos derivados de fallas en el servicio, reclamos a cobros indebidos, desbloqueo de equipos y simplificación de contratos, además de que sean más claros para los clientes.

Dentro de la minuta, que será turnada al Senado para su análisis, también se incluye la opción de que los consumidores fijen los límites máximos de consumo, a fin de no excederse y generar costos adicionales. Otro punto importante será la posibilidad de cancelar los contratos sin sanción, en caso de no cumplirse con los estándares de calidad en el servicio.

En 2015, de acuerdo con datos del Instituto Federal de Telecomunicaciones, se precisó que las fallas en la prestación de servicios fue de 107.7 millones de usuarios, cifra que indica que nueve de cada diez personas reportaron alguna queja.

Con esta medida se pretende dar garantía de satisfacción en el servicio así como fin en los abusos por consumo y falta de transparencia en los contratos, señalaron los funcionarios, según diversos reportes de prensa, y es que las firmas presentan diversas fallas en los servicios que pueden durar hasta 12 horas, caídas y fallas de cobertura que en la mayoría de los casos, las empresas no informar los orígenes de los fallos ni realizan reembolsos.

Por lo que con esta regulación, las firmas deberán enfocar más sus esfuerzos en proveer y mantener los servicios que ofrecen, ya que la competencia entre las mismas aumentará para captar a la mayor cantidad de usuarios posibles