La noche de ayer fue transmitido el episodio final de Game of Thrones (GOT), hecho que ahora es un gran problema para HBO ante una posible caída en su base de suscriptores.

Desde su lanzamiento, GOT se convirtió en quizá la serie más exitosa de HBO, misma que no sólo representó éxitos en términos de audiencia; los ingresos también se vieron beneficiados de dicha producción.

Audiencia a la alza…

Tan sólo en Estados Unidos, la primera temporada tuvo 9.3 millones de espectadores; la segunda, 11.6; la tercera, 14.4; la cuarta, 19.1; la quinta, 20.2; la sexta, 25.7 y la séptima, 32.8 millones de fans.

En este mismo sentido, se estima que el 0.13 por ciento de la población mundial observó la séptima temporada al momento de su estreno (10,2 millones de espectadores).

Cuando la popularidad de la serie se mide en términos de negocio tenemos que, hasta finales de 2017, los ingresos de HBO registraron un incremento de 13 por ciento para llegar a los 1,6 mil millones de dólares, con aumentos de doble dígitos en los ingresos de suscripciones (12 por ciento) y contenido (14 por ciento).

Con esto en mente, se estima que los ingresos anuales de HBO  aumentaron en 500 millones tras el lanzamiento de Game of Thrones.

…pero no por mucho

Estas cifras explican el gran interés que las audiencias expresaron a lo largo de la octava y última temporada de Juego de Tronos.

No obstante, es cierto que esta última entrega pudo no ser lo mejor para HBO, cuando menos en términos de branding.

Si bien los primeros números indican que la audiencia capítulo a capítulo se mantuvo a la alza, lo cierto es que los seguidores de la producción no quedaron contentos con el contenido final.

De hecho, un grupo de personas han creado una petición en Change.org para exigir a HBO que se vuelva a realizar toda la octava temporada de GOT, y ha encontrado respuesta pues ya acumula más de 400 mil firmas.

Este no es único problema que ahora tiene la casa productora del Juego de Tronos. Ahora todo parece indicar que se vendrá una desbandada masiva de su servicio, situación que abrirá aún más la brecha ya existente entre este servicio y otros competidores como Netflix o Disney+.

Volumen de búsquedas sobre “How to cancel HBO” a nivel mundial

Una mirada rápida a los hallazgos de Google Trends dejan en claro el problema. Después de que terminará el episodio final de Game of Thrones, el volumen de búsquedas sobre “How to cancel HBO” registraron un despunte importante a nivel mundial.

Cuando la tendencia se lee por mercados, el pico a la alza es aún más evidente. Basta con ver lo que sucedió en mercados como el mexicano o estadounidense para darnos una idea.

Volumen de búsquedas sobre “How to cancel HBO” y “Cómo cancelar HBO”

Lo que queda para HBO

El fenómeno no es para nada extraño; sin embargo, debería ser preocupante para HBO sobre todo al ser leído en un momento en el que la guerra en el terreno de los contenidos se tornará especialmente competitiva.

En principio, vale la pena indicar que sólo para el cierre de este año, el Video Streaming on Demand (SVOD) representará ingresos por más de 19 mil millones de dólares a nivel global, de acuerdo con datos proyectados en Statista.

En mercados emergentes, las tasas de crecimiento y adopción por parte de las audiencias son aún  más elevadas.

Tan sólo en México, durante 2017 según estimaciones de Statsita, los ingresos del segmento serán de unos 143 millones de dólares y se espera que el crecimiento anual sea del 11.9 por ciento.

Los ingresos promedio por usuario son 11.71 por ciento, mientras que en la Unión Americana los ingresos por video on demand serán de 10 mil millones de dólares este año. El crecimiento es del 3.4 por ciento anual y los ingresos promedio por usuario son 95.84 dólares.

Loa analistas aseguran que el siguiente gran líder del segmento será Disney+, plataforma que capitalizará el engagement de muchos de sus títulos para dominar el mercado.

Ante esto Netflix ha comenzado a buscar alternativas para perder el mínimo porcentaje de la industria que ha construido.

El camino es aún más complicado para HBO, firma que al parecer, fue jugador de momento y que ahora, ante el final de Game of Thrones, no tiene -cuando menos a la vista- algo más con que competir.