Deja de tirarle a todo lo que se mueva

Deja de buscar venderle a todos, delimita tu target lo más detalladamente posible y venderás más. Se estratégico y segmenta tu mercado.
La falta de estrategia en las empresas es unos de sus principales obstáculos para generar ventas y resultados tangibles, siempre insisto en que las tácticas aisladas solo ofrecen resultados aislados.

La mayoría de las PYME buscan ser todo para todos, con la falsa idea de generar más negocio y aprovechar toda oportunidad, presentan un oferta tan amplia para que le quede a todos que no se dan cuenta que lejos de ganar pierden con esto. Centralizar la oferta de un negocio en segmentos de mercado específicos hace más fácil la promoción, la elección de canales y la venta misma.

La segmentación es la delimitación de tu mercado en tribus o grupos más pequeños que tengan características similares, necesidades e impulsos emocionales parecidos.

No tienes que venderles a todos, tienes que venderle al segmento adecuado. No te vas a quedar con menos negocio por concentrarte en un solo grupo de mercado, al contrario ganarás mayor posicionamiento y reconocimiento en el sector donde realmente puede hacer negocios.

Así que una de las primeras decisiones estratégicas que les recomiendo hacer es dejar de tirarle a todo lo que se mueva. Es decir, definir no solo su mercado, si no el o los segmentos de mercado a los que quieres o puedes dirigirte.

Sé que suena demasiado simple, pero en la realidad la mayoría de las empresas no hacen segmentación de mercado, tienen claro el concepto pero no lo llevan a la operación de su marketing.

IMG

Para las micro y pequeñas empresas, inclusive es  ideal dirigirse a nichos de mercado, y con ello no estoy hablando de “pequeños mercados”, un nicho de mercado se refiere a mercados especializados, a mercados muy segmentados. En estos podrás encontrar mayores oportunidades, menos competencia, más necesidad o demanda, podrás destacar más al crear una oferta especializada y se te facilitará el alcance.

La segmentación te va ayudar a optimizar más tu oferta, a generar mejores tácticas, elegir adecuadamente canales y trabajar mensajes mucho más asertivos, es decir, trabajar con segmentos te permite optimizar presupuesto y lograr mejores resultados.

Así que la segmentación de mercado y el conocimiento profundo de tu cliente es una estrategia vital, que no solo debes dejar en papel, sino usarla para desarrollar tu negocio, tus productos y servicios, tus tácticas y tu comunicación.

¿Cómo segmentar tu mercado?

Investigando, haciendo encuestas, entrevistando, conversando, observando, analizando…
Si eres una pequeña empresa o un emprendedor puedes hacerlo mediante la segmentación de prioridad, es decir, analiza a tus clientes actuales y descubre cuáles son los ideales, ya sea por su forma de trabajo, nivel de compra, presupuestos, etc. y busca las características que los hacen comunes para que puedas definir un perfil ideal de cliente. Y como ellos empieces a buscar más.

Ahora que si tienes un poco de presupuesto, lo ideal es invertir en una investigación de segmentación de mercado profesional, que te ayude e indique dónde está y cómo está compuesto tu segmento ideal para ese servicio o producto que vendes.

Lo importante es que sea una segmentación profunda, que vaya más allá de las características obvias demográficas, busca parámetros sociales, culturales, hábitos e intereses, y más importante aún, busca similitudes en emocionales, impulsos de compra, necesidades, aspiraciones y metas.

Segmenta tu mercado y apunta tu marketing a personas, no a empresas o mercados.

Un gusto compartir contigo… ¡Yeah!