De la estrategia nace la acción

Colaborar siempre es algo bueno, esta columna la escribí junto con mi gran amigo y socio Adrián Ladrón de Guevara. 

¿Piensas que la publicidad y el marketing son lo mismo? Piensa otra vez. La publicidad abarca la comunicación de los productos o servicios de una empresa hacia los clientes actuales y potenciales. Por su lado, el marketing es la planeación estratégica que guía las actividades de la empresa, sean estas comerciales, de marca, de procesos o de comunicación. Es decir, para cualquier acción que desarrolle una empresa, incluyendo la publicitaria, debe haber una estrategia de marketing detrás. 

Cualquier objetivo corporativo debería lograrse mediante un pensamiento estratégico. Pero, ¿cómo lograrlo? Una de las principales tendencias para crear una estrategia es el design thinking; una técnica donde el usuario es el eje y se busca solucionar una problemática mediante el prototipado. Esta herramienta no es un proceso de pensamiento tradicional, pero nos ayuda a ir más allá de lo que la empresa busca y en cambio ponerse en los zapatos del usuario. 

Otra tendencia para lograr el pensamiento estratégico es el design sprint, el cual es casi lo mismo que el design thinking pero echándonos un sprint. Todo el proceso es rapidísimo, llevándose solo entre 3 y 5 días. Idealmente debería ejecutarlo un grupo de no más de 7 personas. Antes de empezar el proceso, se debe hacer un análisis para definir la situación y tener clara la problemática que se va a abordar. El primer paso es que cada persona del grupo comente todo lo que sabe sobre la temática; el siguiente, revelar soluciones entre todos rápidamente. Después, se debe elegir la mejor solución para empezar a prototiparla, posteriormente probarla y analizar los resultados. 

Tanto Adrián como yo, sabemos que ninguna acción funciona sin estrategia. Puede que algo resulte ser un parche a corto plazo, pero los problemas significativos comenzarían a revelarse después, “paga ahora o seguro lo pagaras despues”. Entre las consecuencias negativas que puede traer la acción sin estrategia están:

  1. El no conseguir la captación o fidelización de los clientes.
  2. Que la comunicación no sea efectiva y no enganche.
  3. Un sufrir en la ventas, necesitamos siempre en los negocios neter alegria comercial 
  4. Pensemos los pero, que nunca tenga tracción la marca o Incluso en proyectos arrancados la desaparición de la misma. 

Así que, si quieres que tu empresa funcione y permanezca en el largo plazo, ¡busca generar un plan estratégico ya!

La parte creativa-visual es importante… pero no significa NADA sin una estrategia detrás, es como pensar en una oferta sin demanda o viceversa. Muchos “expertos en marketing se centran en desarrollar para sus clientes algo que sea “bonito”, con lo cual enamoran, pero sin una estrategia detrás, resulta ser solo una fachada sin cimientos sólidos. Tener en claro hacia dónde quieres llegar es la clave para a echar a andar una verdadera estrategia. 

Compartir
Artículo anteriorSEO, no es sólo para Google
Artículo siguienteEl valor del boca a boca sigue siendo incuestionable
Arturo Ortiz Núñez, Maestro en Comunicación Estratégica y Licenciado en Publicidad es Director General en Birth Group y Fundador de ADD suma de agencias creativas. Con más de 15 años de carrera, ha trabajado en agencias de red e independientes, para marcas locales y transnacionales . En la actualidad funge además como catedrático y conferencista para diferentes universidades, cámaras y asociaciones, es mentor de Endeavor, socio activo de la AMAP y es parte de la mesa directiva del Círculo Creativo de México.