¿Cuáles son los colores adecuados de tu branding personal?

Para que puedas entender la importancia del color en tu branding personal, te quiero compartir una breve descripción de la percepción que provocan los colores.

En tu empresa, dentro del entorno laboral, con los amigos de oficina y clientes, tu eres imagen. Tu identidad es un reflejo de quien eres dentro de la compañía. Por ello es importante construir tu propia marca personal, pero… ¿qué sería de una buena imagen sin colores?

Para ser congruente con tu marca personal, es importante la adecuada combinación de colores acorde a la imagen que quieres proyectar. Aunque no lo parezca, el tema resulta relevante porque en tu imagen todos los detalles importan y una adecuada selección de colores te permitirá proyectar lo que eres y con ello alcanzar objetivos de negocio.

Posiblemente tengas metas por cumplir, por ejemplo: conseguir un ascenso en la oficina, cerrar un negocio con tal cliente o convencer a otros ejecutivos de que tu propuesta es la más adecuada. Bien, entonces seguramente tienes pensado una serie de mensajes que debes transmitir para lograr tu objetivo. Pero si tu imagen no es congruente con la información que transmites, posiblemente tendrás ciertas barreras para alcanzar tu meta.

La selección de colores en tu vestimenta son parte de tu comunicación no verbal. Por ello la mejor forma de ser asertivo para tus objetivos de negocio es alinear tus mensajes con la imagen que proyectas.

Para que puedas entender la importancia del color en tu branding personal, te quiero compartir una breve descripción de la percepción que provocan los colores, así como algunos ejemplos para que puedas utilizados.

ROJO Este color se visualiza como activo, emocionante, energético, juvenil, pionero, líder, confiable y potente. Es muy común verlo en eventos de gran formalidad, como actos diplomáticos y en figuras presidenciales, con una corbata roja y lisa.

Imagen proporcionada por Carolina Bejar.

Una variante del color rojo es la popular “corbata de caramelo”, que es para quienes buscan resaltar algún diferenciador, pero mantener los atributos anteriores.

Imágenes proporcionadas por Carolina Bejar.

Si prefieres un rojo oscuro, mejor conocido como vino, provocará que te veas más formal.

Imagen proporcionada por Carolina Bejar.

ROSA. Se asocia con conceptos como el amor, calma, respeto, calidez, compromiso, femenino, intuitivo, de cuidado, asertivo, sensible e incondicional. No es casualidad que diversas campañas publicitarias o asociaciones contra el cáncer lo utilicen como emblema; es evidente que el lazo rosa proyecta todos los atributos que estamos mencionando.

Imagen proporcionada por Carolina Bejar.

MORADO. Genera profundidad, creatividad, no convencional, original, estimulante, individualista, distinguido, respetable y de fantasía. Algunos ejemplos de cómo se establece la marca personal con este tono se da tanto en la realeza como en la política.

Imágenes proporcionadas por Carolina Bejar.

Un caso muy preciso fue Hillary Clinton en su discurso después de haber perdido las elecciones para convertirse en la primera mujer presidente de los Estados Unidos.

Ella utilizó un traje negro con solapa morada y blusa del mismo tono. Hillary estaba estableciendo que, al igual que el morado es la unión del rojo y azul, tras su derrota, era momento para unificar tanto a demócratas, que son representados con el azul, como a republicanos, que usan el rojo.

Imagen proporcionada por Carolina Bejar.

AZUL. Se asocia con espiritualidad, contenido, control, determinación, autoconfianza, modernidad, consciencia, positivismo, abierto y ambicioso. Es muy común identificar este tono entre celebridades y figuras del mundo del espectáculo.

Imágenes proporcionadas por Carolina Bejar.

MARINO. Se asocia con confianza, orden, lealtad, sinceridad, autoridad, comunicación, paz, control, responsabilidad, éxito y tranquilidad, así como masculino por excelencia. No es casualidad ver a grandes ejecutivos usar trajes marino para proyectar su liderazgo.

Imagen proporcionada por Carolina Bejar.

VERDE. Genera equilibrio, crecimiento, positividad, naturaleza, generosidad, prosperidad, buen juicio, seguridad y estabilidad. Por ejemplo, El rey de España, Felipe VI, manda su mensaje de estabilidad y buen juicio con la selección de su corbata. Sin duda atributos importantes de destacar ante la difícil situación económica que se vive en ese país.

Imágenes proporcionadas por Carolina Bejar.

Para finalizar quiero dejarte con pequeñas reflexiones, de lo que hemos comentado:

1. ¿Qué objetivos profesionales tienes?
2. Estructura los mensajes que te permitan lograr tu objetivo
3. ¿Estas construyendo una imagen sobre tu persona, en congruencia con tus mensajes? y 4. Selecciona los colores adecuados para tu branding personal.

loading...