Cristiano Ronaldo, otro gran simulador

La Justicia denunció a Cristiano Ronaldo de simular ceder sus derechos de imagen a una sociedad de Ias Islas Vírgenes Británicas, de la que era socio único.

El área de Delitos Económicos de la Fiscalía de Madrid presentó este martes una denuncia contra el delantero portugués del Real Madrid Cristiano Ronaldo por cuatro delitos contra la Hacienda Pública. Fueron supuestamente cometidos entre 2011 y 2014 y suponen un fraude tributario total de 16,5 millones de dólares.

El organismo público basa su denuncia en la “jurisprudencia más reciente”, que es la sentencia del Tribunal Supremo que condenó el pasado 24 de mayo al delantero del Barcelona Lionel Messi.

De acuerdo con un comunicado oficial, Ronaldo, se aprovechó de una estructura societaria creada en 2010, el año siguiente a su llegada al Madrid, para “ocultar al fisco las rentas generadas en España” por sus derechos de imagen, algo que supone un incumplimiento “voluntario” y “consciente” de sus obligaciones fiscales.

La pena prevista es de uno a cinco años de prisión.

El informe dice que Ronaldo optó en 2011 por el régimen fiscal español aplicable a los trabajadores desplazados al territorio español, y que esto supone que el futbolista tendría que haber gravado en 2011 sus rentas obtenidas en suelo español con el 24%. De esta forma, y para evitar ese pago, simuló ceder sus derechos de imagen a una sociedad llamada Tollin Associates LTD, domiciliada en el paraíso fiscal de Ias Islas Vírgenes Británicas y de la que era socio único.

A su vez, Tollin cedió la explotación de los derechos de imagen del futbolista a otra sociedad, esta vez ubicada en Irlanda, con el nombre de Multisports & Image Management LTD. Ésta es la que efectivamente se dedicó a la gestión y explotación de los derechos de imagen de Cristiano Ronaldo, y la sociedad en las Islas Vírgenes Británicas no hacía nada. En realidad, según la investigación, “solamente tenía como finalidad la interposición de una pantalla para ocultar al fisco los ingresos obtenidos por la explotación de su imagen”.