Con el auge que tienen las empresas por implementar estrategias de contenido en redes sociales, encontrar un titular que funcione para todas las publicaciones puede llegar a convertirse en un problema. Lo cierto es que, así como las plataformas se actualizan de forma constante, la velocidad en la que los usuarios aceptan cierto tipo de contenido, también. Todo depende del copy que se utilice para llamar la atención.

Y para el caso, también se ha convertido en un problema resaltar por medio de los anuncios pautados, sobre todo en Facebook Ads (o de cualquier otro tipo). Si bien, para muchos resaltar por medio de un pago se hace cotidiano y, hasta cierto punto “sencillo”, esta situación es de las más alejadas de la realidad.

Mitos sobre los anuncios de Facebook

“¿La escritura no funciona?” es el principal mito que actualmente converge en Facebook. Probablemente sea de las apuestas más arriesgadas, pero las palabras son una fuerza poderosa que se pueden utilizar para construir mejores relaciones con los usuarios.

Si leen algo que los atraiga, tendrán mayor empatía y conocimiento con lo que promueve una firma.

La importancia del copy publicitario

Por medio de la escritura, las ventas pueden llevar a las audiencias a un viaje emocional sin precedente. En ese sentido, de hecho, el copy tiene una importancia mayúscula, ya que por medio de lo que promueve tiene la capacidad de darle a los clientes potenciales una mejor oportunidad de acercamiento y lealtad a una marca.

Sin embargo, se debe saber que un copy no se escribe solo. Por ejemplo, cuando Facebook adquirió WhatsApp por $22 mil millones de dólares en 2014, pensó en la capacidad que tenía el texto. Ahora, Facebook monetiza incluso hasta su plataforma de mensajes, Messenger (que tiene 1.5 mil millones de usuarios).

Consejos a seguir al hacer copy publicitario

  1. Conocer a la audiencia

Conocer al público objetivo es lo primero que se debe hacer. En comparación con los medios tradicionales, en redes sociales se permite dirigirse a diferentes audiencias con precisión. Los métodos en los que se excluye a ciertos grupos han quedado atrás, hoy se  promulga la experiencia personalizada, según cada uno de los segmentos. Incluso se puede segmentar a un segmento.

La personalización de los anuncios también significa que se deben escribir más anuncios. Es aquí donde influye el hecho de saber cuáles son las audiencias que siguen a una firma, lo que puede ayudar a hacer mejores copys. Aquí se tienen que hacer pruebas para descubrir exactamente qué anuncios están siendo más efectivos en los diferentes públicos. Es decir, si son los que apelan al humor, titulares más “audaces” el hecho de hacer preguntas. A veces los datos hablan más que las palabras.

2. No escatimar en lo visual

El poder del marketing visual se puede juntar con el texto. Por medio de un copy, el poder de la imagen puede ser más sobresalientes. El verdadero desafío es captar la atención de la audiencia en cuestión de segundos. Si bien las imágenes pueden complementar, también pueden romper el esquema, por lo que la conexión del mensaje visual debe ser totalmente par a lo que dice el texto.

Además, cuando se hace esta táctica, se tiene que tomar en cuenta que la imagen y el copy no deben existir de forma independiente. En su lugar, ambas necesitan fortalecerse mutuamente. Trabajar en estrecha colaboración con el creativo/diseñador visual puede ayudar a estar en “el mismo canal”.

Además, pedir una segunda opinión también es parte del consejo, ya que se tiene una perspectiva diferente (no todas las tareas se pueden realizar de forma aislada).

3. Mantenlo simple

Mantenerlo simple puede ser difícil, especialmente si una empresa tiene mucho que decir. Sin embargo, en los anuncios, no se puede poner todo sobre un producto, servicio o promoción. En su lugar, se tiene que saber qué clase de información será la que esté dentro del mensaje y, encima, conocer cuál es la más relevante.

En ese sentido, se tiene que identificar cuál es el objetivo del mensaje para hacer un copy, trabajarlo adecuadamente y llegar a un tener un texto que realmente indique y motive a la audiencia. Si estas directrices están enfocadas, en la mayor medida claras y breves, sin duda podrán guiar a la audiencia en la dirección que se desea.

A veces es útil escribir un borrador y preguntar a un compañero de trabajo qué texto es más poderoso y por qué. Mientras se identifique esta razón, se puede brindar una valiosa información sobre cómo interpretan los demás este copy publicitario. Aunque este proceso puede llevar tiempo y varios intentos, la copia final que se elija será mucho más efectiva y tendrá mejor potencial por parte de los usuarios.

4. ¿Vender es objetivo principal?

Por más que se intente llegar al segmento de las ventas, es probable que el público no se adapte totalmente a este apartado. Lo que sí importa es cómo una empresa puede ayudar a resolver sus problemas. Es por eso que la calidad del copy debe llamar la atención, ayudar y mejorar a lo que buscan los usuarios.

Cuando una firma se comunica con el público, no se necesita explicar con mayor medida la información de una empresa. En su lugar, debe hablar sobre sus valores y cómo los resuelve.