CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Con teletrabajo PyMEs mexicanas mejoran su productividad

COVID-19 obligó a las PyMEs a transitar a la transformación digital. Según un estudio de Microsoft, el 44 por ciento de las PyMEs mexicanas se mantienen al 100 por ciento de sus trabajadores en home office. Esto, ha mejorado su productividad y competitividad

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
El teletrabajo pudo haber llegado para quedarse
  • COVID-19 obligó a las PyMEs a transitar a la transformación digital 
  • Según un estudio de Microsoft, el 44 por ciento  de las PyMEs mantienen al 100 por ciento de sus trabajadores en home office, mientras que el 37 por ciento sigue en modalidad mixta
  • El teletrabajo ha mejorado la productividad y competitividad de las PyMEs

 

La pandemia ocasionada por la COVID-19 obligó a las pequeñas y medianas empresas (PyMEs) a buscar nuevas formas de adaptarse a una transformación digital del trabajo. Según un estudio de Microsoft, en México el 66 por ciento de las PyMEs implementaron el teletrabajo a partir de la crisis sanitaria. Actualmente la mayoría de ellas permanece en esta modalidad, que aparte de mantener la sana distancia entre sus trabajadores, ha mejorado la productividad de los recursos humanos y la competitividad. 

¿Qué dice la reforma a la Ley Federal del Trabajo?

En enero del presente año, entro en vigor la reforma que regula el teletrabajo en México y las obligaciones que los empleadores y los trabajadores deben cumplir. Las disposiciones que se presentan son para las personas que realicen más del 40 por ciento de sus actividades desde casa. 

Según la reforma al Artículo 311 de la Ley Federal del Trabajo, las obligaciones que tienen que cumplir las empresas son: encargarse del mantenimiento de los equipos necesarios para el teletrabajo; recibir oportunamente el trabajo y pagar los salarios en tiempo y forma; asumir los costos del teletrabajo desde casa; implementar la ciberseguridad; promover el equilibrio de la relación laboral y, observar una perspectiva de género que concilie la vida personal; la disponibilidad de los trabajadores y respetar el derecho a la desconexión.

En cuanto a las responsabilidades de los trabajadores: deben de cuidar y conservar los equipos, informar sobre los costos del consumo de telecomunicaciones y, atender políticas y protección de datos utilizados a la hora de llevar a cabo sus actividades. 

En este contexto, el estudio de Microsoft revela que el 66 por cierto de los dirigentes de medianas empresas tienen conocimiento de la reciente entrada en vigor de esta reforma.

 

Medidas para facilitar el teletrabajo en las PyMEs

Siguiendo la línea del estudio de Microsoft, la mayoría de las PyMEs se han mantenido con el trabajo a tiempo completo, el 44 por ciento de las empresas cuentan con el 100 por ciento de sus trabajadores en modalidad remota, mientras que el 37 por ciento tiene un esquema mixto. 

Y en este sentido, las principales medidas que han adoptado las PyMEs para hacer más sencillo el teletrabajo son: software para videollamadas, equipos de cómputo portátil y la capacitación a empleados con nuevas tecnologías. 

 

Beneficios y desventajas del teletrabajo para las PyMEs

Información de “Requerimientos para la implementación del teletrabajo en México” asevera que, para las empresas PyMEs, la oficina virtual o el teletrabajo facilita operaciones y reduce costos de instalaciones, en cuanto a renta de oficinas y minimiza el costo del equipo.

Por otro lado, hay una disposición a dar mayor flexibilidad en horas y lugares de trabajo, dando como resultado menor número de renuncias, mayor satisfacción laboral y mejor disposición para realizar las tareas del puesto. Según información de los reclutadores de OCC publicada por Statista, el nivel de eficacia del trabajo desde casa en México durante abril de 2020 fue en un 65 por ciento eficaz, en 28 por ciento muy eficaz y en 7 por ciento poco eficaz. Esto, porque disminuyen las interrupciones, provee un atractivo ambiente para el trabajo que requiere alta concentración, reduce el tiempo en transporte y reduce el ausentismo. 

También hay una mejora en el servicio al cliente, incrementando el uso de la comunicación electrónica y la comunicación se vuelve más personal y directa. Asimismo, el teletrabajo puede fungir como una herramienta de retención de talento y puede abrir nuevos mercados para las personas con discapacidad, con hijos o personas adultas.

En cuanto a las desventajas, incrementa el aislamiento social. A nivel global, según Statista, un 56 por ciento de los empleados de todo el mundo que trabajaron de forma remota experimentaron un cierto sentimiento de desconexión de sus respectivas empresas y colegas. Esto, a largo plazo puede llegar a disminuir el compromiso hacia la empresa.

Entre otros puntos en contra: se incrementan el número de horas trabajadas, hay una influencia negativa en la cultura organizacional, hay reducción en la lealtad de los empleados,  dificultad de entrenamiento, obstaculización del trabajo en equipo.

En conclusión, el teletrabajo ha tomado un papel importante en la emergencia sanitaria y es capaz de reducir el desempleo. Sin embargo, pocas PyMEs pueden hacer frente a la contingencia debido a la brecha tecnológica, a la falta de inversión en equipos para laborar, a la capacitación de los empleados en tecnologías, al monitoreo de la productividad y al cálculo de gastos. Pero quien tenga la oportunidad de hacerlo conforme a la Ley Federal del Trabajo podrá mejorar la calidad de las jornadas laborales, aumentar la inmediatez de la comunicación en la toma de decisiones y la competitividad.

Ver más:

Otros artículos exclusivos para suscriptores