x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Aprende a evitar la clonación de tus tarjetas bancarias y cómo resolverlo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
La clonación de tarjetas bancarias es un delito común; te decimos cómo evitarlo y cómo resolverlo si lo has sufrido.
  • Así es como la delincuencia organizada clona las tarjetas bancarias para robar a tarjetahabientes.

    Condusef recibe las reclamaciones por fraudes con tarjetas de crédito y débito.

    Estos consejos te serán útiles para evitar caer en manos de la delincuencia organizada.

La clonación de tarjetas bancarias es cuando la delincuencia organizada copia la información de un plástico para hacer uso de esa cuenta sin el consentimiento del titular.
La Condusef reportó que recibió 5.4 millones de reclamaciones por un posible fraude con tarjetas de crédito y débito, entre los que se encuentra la clonación, durante el primer semestre de 2019.

Cómo clonan una tarjeta bancaria

Anteriormente, la clonación de tarjetas bancarias se limitaba al robo de información mediante dispositivos conocidos como skimmers.
Con la ayuda de estos aparatos, los delincuentes robaban la información contenida en la banda magnética de la tarjeta, para luego transferir la información a un plástico vacío y realizar las transacciones fraudulentas.
En la actualidad, los delincuentes han diversificado los métodos para tratar de robar la información sensible de los plásticos, como los Códigos de Seguridad (CVV), y así concretar compras en internet.
Otro método que emplean los delincuentes es enviar correos electrónicos a los clientes anunciando movimientos extraños.

Otro modo en que la delincuencia es el pharming, es cuando te llegan notificaciones o publicidad engañosa donde te dicen que ganaste un premio y para reclamarlo necesitas facilitar información personal.
Notas relacionadas:
La mejor tarjeta de crédito para comprar a meses sin intereses
Conoce la tarjeta departamental más fácil de tramitar
Aprende a fijar un presupuesto para tus compras

Esto debes hacer en caso de clonación

Comunícate con tu banco y explíca detalladamente tu situación y ellos resolverán cancelar tu tarjeta para que no sigan haciendo mal uso de ella.
Es importante que recuerdes cuándo fue la última vez que ocupaste tu plástico y cuál era el saldo disponible.
Entre más información tengas a la mano, será más sencillo determinar en qué momento comenzaron los problemas.
Al hacerlo, la institución bancaria deberá proporcionarte un número de referencia que tendrás que conservar con la fecha y hora en la que se efectuó el reporte.
Esto es importante ya que si los cargos no reconocidos se efectúan 48 horas antes de que levantaste la queja, el banco deberá regresarte el monto de dichas transacciones.
En caso de que te hayan robado tus pertenencias, entre las que se encontraba tu plástico, será mejor que vayas al Ministerio Público para levantar el reporte correspondiente.
No olvides que el banco cuenta con un plazo de 45 días para darte respuesta, pero en caso de que sea un fallo negativo o que no recibas ningún apoyo por parte de la institución, puedes acercarte a la Condusef para revisar tu situación y ofrecerte orientación jurídica especializada.
Recuerda que la aclaración no procederá si el banco determina que tú o un tarjetahabiente adicional autorizaron el cargo.

Así puedes evitar caer en un fraude

Lo recomendable es revisar periódicamente los movimientos de tu cuenta bancaria, llevar un registro del uso que le das a tus tarjetas y activar las notificaciones con tu banco.
Tener instalada la app de tu banco te ayuda a llevar un mejor control sobre tus movimientos e identificar de inmediato el mal uso de alguno de tus plásticos.

Hay opciones en las que a través de SMS, se notifica al propietario del plástico, sobre movimiento.
Revisa las terminales y cajeros antes de hacer uso de ellos. Verifica que no tengan integrado algún dispositivo que pueda llegar a copiar tu información.
Exige que te lleven la terminal hasta tu lugar cuando realices un pago con tarjeta. Si esto no es posible, opta por moverte hasta el sitio para que veas cómo se lleva a cabo la transacción.
No envíes información financiera a través de mensajes de texto o correos electrónicos y cambia tus contraseñas con frecuencia.
Busca que las páginas en donde hagas compras o transacciones electrónicas cuenten con los protocolos de seguridad necesarios, así como sellos que respalden la protección de tus datos.
En caso de tener duda sobre algún correo o mensaje de tu banco, comunícate directamente con ellos.
Activa las alertas de tu institución para que te notifiquen de las transacciones que hagas y revisa periódicamente tu estado de cuenta.

Recuerda que la seguridad de tu información bancaria es tu propia responsabilidad,, por ello debes ser precavidos con el manejo de tus tarjetas y así evitar que hagan un mal uso de ellas.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados